Editorial

HOY ME GUSTA LA VIDA
MUCHO MENOS...


Hoy me gusta la vida mucho menos,
pero siempre me gusta vivir: ya lo decía.
Casi toqué la parte de mi todo y me contuve
con un tiro en la lengua detrás de mi palabra.

Hoy me palpo el mentón en retirada
y en estos momentáneos pantalones yo me digo:
¡Tánta vida y jamás!
¡Tantos años y siempre mis semanas...!
Mis padres enterrados con su piedra
y su triste estirón que no ha acabado;
de cuerpo entero hermanos, mis hermanos,
y, en fin, mi sér parado y en chaleco.

Me gusta la vida enormemente
pero, desde luego,
con mi muerte querida y mi café
y viendo los castaños frondosos de París
y diciendo:
Es un ojo éste, aquél; una frente ésta, aquélla...
     Y repitiendo:
¡Tanta vida y jamás me falla la tonada!
¡Tantos años y siempre, siempre, siempre!

Dije chaleco, dije
todo, parte, ansia, dije casi, por no llorar.
Que es verdad que sufrí en aquel hospital que
      queda al lado
y está bien y está mal haber mirado
de abajo para arriba mi organismo.

Me gustará vivir siempre, así fuese de barriga,
porque, como iba diciendo y lo repito,
¡tánta vida y jamás! ¡Y tántos años,
y siempre, mucho siempre, siempre siempre!

 

CÉSAR VALLEJO
1892, Santiago de Chuco, Perú

 

SEXUALIDAD Y
POLÍTICA II
por Eleonora D'Alvia y Juan Eugenio Rodríguez

 

FENÓMENO DE MASA Y LAZO SOCIAL


La sexualidad está vinculada a un agujero en el significante, escapa al sentido, el significante no puede alcanzarla, como aquello que se escurre más no se derrama. Este concepto de sexualidad es solidario de el de sujeto. Sujeto y política también es un título apropiado para este escrito.
¿Qué relación existe entre el padecimiento del sujeto y la cultura en la cual vive? Hay una cuestión problemática entre sujeto y cultura, definir acabadamente desde la cultura al sujeto es imposible, por otro lado, el sujeto no puede dar cuenta de la cultura porque es un efecto de ella. Aquí se expresa un conflicto del cual el sujeto depende.
El capitalismo procura una resolución del problema y propone una cosmovisión que unifique las diferencias y elimine el conflicto, que elimine el síntoma.
La homogenización del saber que prevalece en nuestras sociedades trae consecuencias nefastas para el sujeto al no dejar lugar para las diferencias. Esa homogenización, esa consistencia de saber, se pone de manifiesto en el malestar hecho cultura o en la cultura de la neurosis actuales.

“Así recibimos la impresión de un estado en que la moción afectiva del individuo y su acto intelectual personal son demasiado débiles para hacerse valer por sí solos, viéndose obligados a aguardar su potenciación por la repetición uniforme de parte de los otros. Esto nos trae a la memoria cuántos fenómenos de dependencia de esta índole forman parte de la constitución normal de la sociedad humana, cuán poca originalidad y valentía personal hallamos en ella, cuán dominados están los individuos por aquellas actitudes de un alma de las masas que se presentan como propiedades de la raza, prejuicios del estamento, opinión pública, etc.” (“Psicología de las masas” S. Freud 1921).


Artículo Completo >>





EL RECHAZO DE LO FEMENINO. ROZITCHNER CON LACAN.


(...)

LA CUESTIÓN DEL IDEALISMO


Freud aborda de diferentes maneras en distintos momentos de su obra el hecho de que nuestra cultura valora excesivamente el ideal, al idealismo. Por un lado señala que el excesivo idealismo en un sujeto aumenta su padecimiento psíquico y sus posibilidades de enfermar. Por otro lado, en la numerosidad social, el ideal del yo juega un papel preponderante en la estructura de la masa. El idealismo juega a la vez problematizando la sexualidad y aglutinando a la masa.
Dice Lacan que, si se cree al idealismo, “no conoceríamos de lo real más que las representaciones. La posición idealista, que a partir de cierto esquema es irrefutable, resulta sin embargo refutable desde el momento que no se hace de la representación el reflejo puro y simple de lo real”. Entre la representación y lo real hay una diferencia que el idealismo no toma en consideración. Con tal de sostener el ideal se rebaja el valor de la realidad que lo pone en cuestión.
La crítica de Rozitchner al idealismo apunta en esta misma dirección. Coincide con el psicoanálisis al poner en primer plano que lo desdeñado en el idealismo es el cuerpo en su dimensión libidinal: “El idealismo es la creencia de que ese sentimiento desdeñado como mera vida corpórea no es diferente en un cuerpo animal que en el cuerpo humano, que nació prematuro y al que la experiencia con el cuerpo materno le agregó sensiblemente una dimensión histórica que formará parte de su ‘biología’: un tegumento nuevo para con-tactar el mundo”. En efecto, sitúa al idealismo en relación a una indiferenciación que equipara el cuerpo humano con el de un animal. En la definición de ideal que presenta el diccionario está resaltado el desapego del idealismo respecto del principio de realidad (acepción de ideal: que no existe sino en el pensamiento).
Al animalizar el cuerpo se produce una degradación general de la vida erótica. De allí proviene una serie de ideas acerca de la sexualidad como “bajos instintos” que se contraponen a la abstracción vinculada con lo divino, con Dios. En la infancia dicha degradación tiene por fundamento sostener a la madre idealizada. La madre se presenta para el niño como asexuada. Cuando el niño empieza a enterarse de cómo es eso de las relaciones sexuales, suele pensar: “las demás hacen esas cosas, pero mi madre no”. El mito de la virgen madre, al que se refiere Rozitchner, no hace más que extender esa desmentida hacia el pasado.
La sexualidad es oscura en tanto su ejercicio se produce más allá de la razón. La sexualidad pone en evidencia la falla del orden de la representación. En esa falla del saber adviene la dimensión de la subjetividad que se presenta como división subjetiva. Es por esto que las reglas propias de las masas organizadas incluyen la prohibición explícita o la desaprobación implícita de las relaciones eróticas. La ilusión de unidad que sostiene a la masa es equivalente a la ilusión de unidad que sostiene al yo.
Esta contraposición entre la masa y el erotismo me remite a la contraposición que propone Rozitchner entre lenguaje patriarcal y lenguaje materno. Ambas oposiciones parecen referirse a diferentes modalidades de goce.
La masa propone una satisfacción de otras características que la sexualidad. La masa se sostiene a partir de tomar por objeto amoroso al líder, que como idea abstracta o persona inalcanzable funciona como ideal del yo, constituyéndose en el factor aglutinante. Es una satisfacción de orden narcisista, señala Freud. Se satisface al hacerse uno con el ideal. Así es como la masa promueve la indiferenciación.

(...)

ELEONORA D'ALVIA
Del libro "Figuraciones de la comunidad. El ojo, la carne y la palabra"

 


Poemas subsuelo

 

AYER


Ayer morí de dolor
                          de a poco
como quien cree que se salvará
                          ahogándose

despierto
               tirado en la calle
un despojo
ofrecido
golpeado

por la muerte de mi hermano


CÁLIDO


Cálido furioso
mi rostro
seco de lágrimas
de mí.

Silencios a mi lado,
a mi lado cerca

 



UN RAYO DE AMOR


¿Puede explicarme qué está                               
                                        sucediendo?           
                                                         nocturno

me acaricia
y me dice:
¿un elefante no es un sombrero?
¿un sombrero no es una boa?
                                             no son fuego
                                             no son

 

JEUROZ 2015

 


Stella Maris Juri


HAIKUS

 

soplan los vientos,
una hoja tallando
en mi corazón

 

negrura invernal,
granizan en las almas
fuegos sagrados

 

flores ausentes
parpadeando pétalos,
huyen los cantos

 

cabeza otoñal
desnudos cerebros son
savia amarilla

 

el día muere,
escucho la armonía
de cerezo en flor

 

STELLA MARIS JURI
Buenos Aires, Argentina


Gladys Cepeda

 

POEMA 1


Cuando el alma se desvanece
cargo el crepúsculo sobre las espaldas
veo la marea humana
como una masa amorfa
hundirse
entre la incertidumbre
y desaparecer
bajo el silencio gélido



POEMA 2


parada
sobre mí misma
la advertencia
susurra
que al abrir los ojos
solo me habita el miedo



EL JUEGO


no intentes explicar nada me dijo
nada dijo al explicar el intento
explicar es intentar nada que se dice
dijo que nada explico ni intento
el intento no me dijo nada



PROGENITORA

es la madre
es el riesgo de una roca
que tiene vientre
y nada en los sueños
sobre la inconstancia
gira la rotula
en la marca
de sus dedos
hay infinitas mansas
letras que la llaman
sobre las cabezas pequeñas
y un hambre
que se pega en cuentagotas
cuando ella vuela hacia
el infinito



GLADYS CEPEDA
Buenos Aires, Argentina


Ana Romano

 

INCOERCIBLE

¿Qué hago en la cima
todavía escuchando
chillidos?
¿Qué hago con la desazón
que induce a la cronología?

Corro
y descorro
observando las laderas
si puedo seguir parada


VESTIGIOS DE UN BÚCARO

Vigilo sombras echada en la silla
La muerte encuentra sentido y se desliza
matizando la pluma
que me guía cuando escribo
y evoco.


ZARZAL

Es
en el autoritarismo
que la coraza
tirita
Las palabras
orinan
las rendijas que chirrean

¿Y la réplica
dónde copula?

Masculla
la cautela
y deshilachada
recapacita

Aletarga
el maquillaje mortecino
la hembra

 

ANA ROMANO
1944, Córdoba, Argentina.
de su libro "Expiación del antifaz"


 

......................................

Suscripción gratuita

Puede solicitar su suscripción gratuita
al boletín de Fuegos del Sur, enviando
un correo a: fuegosdelsur@gmail.com

con Asunto: Suscripción


Sobre los derechos de autor

Fuegos del Sur se publica en
Internet desde Marzo de 2003

Fuegos del Sur en Facebook

......................................

 

Jorge Alegret

 

EL TEMBLOR Y LAS FURIAS

III


ALECTO



1

Muerto de ya
muy postsocial
por las veredas del colilargo
yéndome en botellas de vidrio
muerto me sé
bruma adentro disonante
material para la nariz
de las niñas ciegas de rimmel
¿no soy?
¿este gozo de transparencias
es no ser?.

Fuera del ahora
lo que no se mueve
sin origen
el silencio se revela
y no está en una boca,
está en lo que la acequia
disuelve.



2

lo que es lo que no es
desorden de hambre de otro
o el orden de las digestiones
o no, la sucesión dándote
un fantasma, que es amoroso
es un cielo feudal
y no, no es estar o no estar
no el vecino antropófago
no el guión de los intestinos
el analgésico fílmico, no,
no la dramaturgia ni el amo
que nos dona el infinito tedio,
no, la trampa es creer
que hay un lugar.



3

Sombra sola que la lluvia curva y difumina
apenas un reverbero de plata en los pasajes
bajo la luna llena.

Dislocado, busco la casa natal,
el estado inicial de la palabra
y sólo hay hielo que cruje.

La sombra entre hilachas de tiempo
es saber de extravío,
que es su ser sombra.



4

Fantasía de sangre quieta
y habitar en cubos de mármol negro
mientras la marea de tus flujos
y mis flujos hacen una resaca,
la otra fantasía.



5

Aplastábamos escarabajos rojos sobre el asfalto
el metal Ford a 160 kilómetros por hora
estrellando médanos
y muriendo paisaje

que se sufre en desgarros de arena, o
en padre se va lo que la carne escribe

sueño gatos estallados a escopeta
y era una coreografía
de pulpos entre
el rosa el celeste de tu falda

una inocencia de vidrio molido
en la boca

podemos crecer xerófilas y bolsitas de polietileno
en los labios temblando como
el obispo mirándonos las piernas

padre los moluscos o la celda
la fatiga de drenarlo en wiski

el mobiliario de la terapia intensiva
¡que se muere hiperkinético
que se muere solo sin cuerpo!

tiene la palabra podrida que expulsa
a todos adentro;

yo voy en la forma de lo expulsado
pero clavado en el culo del mundo

aplasto escarabajos rojos
sueño gatos estallando.

 

JORGE ALEGRET



......................................


......................................



Ver la Película Documental Completa
Canal de Fuegos del Sur


Diseño: Fuegos del Sur


SEMINARIO ANUAL DE POESÍA Y PSICOANÁLISIS 2015

PSICOANÁLISIS Y POLÍTICA
DEL SÍNTOMA

El mito de Edipo y el Anti Edipo

 

“Rara, incarnal, criatura de mi viento.
Ave de sombra de ave o flor del viento.”


El seminario es una actividad de capacitación en psicoanálisis y poesía entendidos como instrumentos críticos de participación social. Se propone por un lado, aportar estrategias de intervención clínica atendiendo a las problemáticas sociales actuales y por otro promover el pensamiento crítico. La poesía en particular y el arte en general tienen un lugar destacado en este espacio.
La propuesta de este año es situar la importancia del Edipo en la clínica del padecimiento contemporáneo. Freud consideraba al complejo de Edipo como fundamental para poder pensar las neurosis. Lacan sostiene que a través del Edipo se estructura el deseo del sujeto. Cuando se trata de la función paterna lo que está en juego es el deseo. Sostenemos que el más allá del Edipo solo es posible si le damos su lugar al Edipo. El sujeto del deseo del que se ocupa el análisis tiene lazos muy estrechos con la castración. Y este concepto, la castración, resulta fundamental para pensar el psicoanálisis del síntoma, incluso para pensar la política del síntoma.
El Edipo no es solamente el escenario donde se estructura el deseo del sujeto sino que además está vinculado al superyó. El superyó es el heredero del complejo de Edipo. ¿Qué vinculación guardan los mitos del padre con el capitalismo? Vamos a discutir la crítica que se le plantea al psicoanálisis en relación al patriarcado a partir del texto de Deleuze “El Anti Edipo” y su “máquina deseante”. Para este debate tendremos muy en cuenta los seminarios de Foucault “Lecciones sobre la voluntad de saber” y “El saber de Edipo” incluído en éste. Nos proponemos interrogar la relación entre saber y verdad que se ha estabilizado en nuestra cultura como saber científico. El psicoanálisis está más vinculado al saber como se juega en la tragedia de Edipo. El saber deseado como saber oscuro, enigmático, es un saber temible que ciega a quienes concierne: “un saber que mira y cuya mirada deslumbra a aquellos en los que se posa. Edipo no mira el secreto, es éste el que lo mira, no le quita los ojos de encima y procura captarlo para acestarle finalmente su golpe. Ciega a tal extremo a los mismos a quienes concierne que, cuando los dioses dejan escapar un poco su secreto, el héroe es el único que no reconoce ese saber que se acerca y lo amenaza, mientras que el público y el coro ya saben. Es un saber que mata. El héroe no se le resiste en el momento que cae sobre él. El relámpago de la luz y de la muerte se confunden.” M. Foucault, 1970.
Este autor a través del seminario “Nacimiento de la Biopolítica” nos permitirá pensar la cuestión del síntoma en el contexto de las prácticas actuales que abordan la cuestión de la salud. Desarrollaremos la importancia de la dimensión trágica en el análisis a partir de la discusión de algunas creaciones poéticas tanto de la tragedia antigua como de la tragedia moderna.
Decimos psicoanálisis del síntoma porque su clínica se desmarca de las categorías clínicas sucedáneas de la clínica médica, en tanto el análisis concibe al síntoma como portador de la singularidad. Esta conceptualización del psicoanálisis acerca del síntoma involucra una política del síntoma.



César Vallejo

 

¿Y BIEN?
¿TE SANA EL METALOIDE PÁLIDO?...


¿Y bien? ¿Te sana el metaloide pálido?
¿Los metaloides inciendiarios, cívicos,
inclinados al río atroz del polvo?
Esclavo, es ya la hora circular
en que las dos aurículas se forman
anillos guturales corredizos, cuaternarios.

-Señor esclavo, en la mañana mágica
se ve, por fín,
el busto de tu trémulo ronquido,
vense tus sufrimientos a caballo,
pasa el órgano bueno, es de tres asas,
hojeo, mes por mes, tu monocorde cabellera,
tu suegra llora
haciendo huesecillos de sus dedos,
se inclina tu alma con pasión a verte
y tu sien, un momento, marca el paso.

Y la gallina pone su infinito, uno por uno;
sale la tierra hermosa de las humeantes sílabas,
te retratas de pie junto a tu hermano,
truena el color oscuro bajo el lecho
y corren y entrechócanse los pulpos.

Señor esclavo ¿y bien?
¿Los metaloides obran en tu angustia?



XLIX

MURMURANDO en inquietud, cruzo,
el traje largo de sentir, los lunes
                               de la verdad.
Nadie me busca ni me reconoce
y hasta yo he olvidado
                              de quien seré.

Cierta guardarropía, sólo ella, nos sabrá
a todos en las blancas hojas
                                 de las partidas.

Esa guardarropía, ella sola,
al volver de cada facción,
                                de cada candelabro
                                ciego de nacimiento.

Tampoco yo descubro a nadie, bajo
este mantillo que iridice los lunes
                               de la razón;
y no hago más que sonreír a cada púa
de las verjas, en la loca búsqueda
                                del conocido.   

Buena guardarropía, ábreme
                                tus blancas hojas;
quiero reconocer siquiera al 1,
quiero el punto de apoyo, quiero
                                    saber de estar siquiera.

En los bastidores donde nos vestimos,
no hay, no Hay nadie: hojas tan sólo
                                    de par en par.
Y siempre los trajes descolgándose
por sí propios, de percha
como ductores índices grotezcos,
y partiendo sin cuerpos, vacantes,
                                     hasta el matiz prudente
de un gran caldo de alas con causas
y lindes fritas.
Y hasta el hueso!

 


NEGACIONES DE NEGACIONES


*

Los trescientos estados de mujer de la Tour Eiffel, están helados. La hertziana crin de cultura de la torre, su pelusa de miras, su vivo aceraje, engrapado al sistema moral de Descartes, están helados.
Le Bois de Boulogne, verde por cláusula privada , está helado.
La Cámara de Diputados, donde Briand clama: “Hago un llamamiento a los pueblos de la tierra...” y a cuyas puertas el centinela acaricia, sin darse cuenta, su cápsula de humanas inquietudes, su simple bomba de hombre, su eterno principio de Pascal, está helada.


*

Los técnicos hablan y viven como técnicos y rara vez como hombres. Es muy difícil ser técnico y hombre, al mismo tiempo. Un poeta juzga un poema, no como simple mortal sino como poeta. Y ya sabemos hasta qué punto los técnicos se enredan en los hilos de los bastidores, cayendo por el lado flaco del sistema, del prejuicio doctrinario o del interés profesional, consciente o subconsciente y fracturándose así la sensibilidad plena del hombre.




*

Estuve lejos de mi padre doscientos años y me escribían que él vivía siempre. Pero un sentimiento profundo de la vida, me daba la necesidad entrañable y creadora de creerle muerto.




*

Se puede hablar de freno sólo cuando se trata de la actividad cerebral, que tiene el suyo en la razón. El sentimiento no se desboca nunca. Tiene su medida en sí mismo y la proporción en su propia naturaleza. El sentimiento está siempre de buen tamaño. Nunca es deficiente ni excesivo. No necesita de brida ni de espuelas.


CÉSAR VALLEJO
1892, Santiago de Chuco, Perú

 


SOBRE EL HUECO DEL DÍA
técnica mixta - Jeuroz 2014

Rolando Revagliatti


Quiero márgenes
audio

 


¿TROPEZÓN?

No me engañés con vos
con tu no soy cierta

trabajáme de apuro
arrimáme una manera de mirarme
que me encauterice

ponéme frenético
dále
      gravidáme
como nunca pudieron
o como pudieron
cuando yo no podía


No me embauqués
cuando no sea tu propósito hacerlo
desprestigiáme de a poco
                                      ante mí

prestigiáme de golpe
tropezáte conmigo una vez
que después siempre.

 


“GATICA «EL MONO»”

¡Forros, forros!
para la calavera del monito
colándose entre las tetas de la nueva
¡y a mí se me respeta, Babilonia!


Ruge en la leonera la Argentina de parranda
estábamos para ganar en donde fuera
tengo razón ¿o no?
y dedico a mi perro este triunfo


Mono del pasado que vuelve
versus
tigre puntano del presente que se va


Audiencia para hablar conmigo
¡las pelotas!
calientita la noche cagada por mi culpa.

 

HACETE

Hacete famoso y no te dejarán dormir: 
así de minas   

Si con todas 
no con una   

Pensá en tu viejita. 

 

ROLANDO REVAGLIATTI
1945, Buenos Aires, Argentina.

http://revagliatti.com.ar/

FUGITIVO
fotografía: Jeuroz - 2014

 

Juan Carlos Bustriazo Ortíz

 


QUETRAL 10

Quetral de la lunamonte!...,
quetral que supe no sé.
Cosas de allá, de Ataliva,
una vez yendo con quien...

Un fuego andaba conmigo,
caminador como yo
y bebedor de la noche
encaldenada y en flor.

Y era una yesca en la fronda,
era un conjuro coplero:
la copla toda se abrió
como enlunada y crujiendo...

II

Por Ataliva, Ataliva,
nombre que dice:"sal, sal...",
labio que llama la sed,
quetral de duro quetral.

Cantor que ya te has de ir,
como cerrando tu vida...,
yo era el quetral, yo me llamo
lumbre-de-adiós-de-Ataliva.

Quetral de luna que caes
como el cherrufe en los montes...,
luna de montequetral:
tu luz en mi voz se pone.

...ensortijada rama caldén, mito mío,
idolito, fetiche de mi soledad...
leña como de lana retorcida en el huso de qué aire...
Manos de chauchas amarillas, dedos de chauchas de oro,
manos de venas de oro, calladitas, en yunta...
Rama seca que olvidó su quetral...
Rumorcitoquetral...
atalivaquetral,
ataliva
quetral!

 

Santa Rosa, setiembre y octubre de 1967.



aves del paraíso


tan como luna escarmenada corazón amarillo de ese estrellón desnudo te contagio el edén dentro tuyo te enarcas vara de hambre pulsada te contagio la suerte el más indescifrable desa parecimiento oh los cordajes de tu piel como milongas electrizadas como venuras sobaditas me-contagias-la-vida-el-más-florido-nacimiento-me-descuajas-el-alma-hasta-la-raíz-del-origen-hasta-la-nacedura-de-mis-cabellos-hasta-el-tuétano-de-mi-hembra-arrebatada-no-quiero-más-mi-amor-me vuelo-hasta-el-algarrobo-azul-hasta-el-tamarindo-de-las-lentejuelas-voy-a-trinar-mañana-como-loca-en-el-chañar-de-los-espejos tan como luna escarmenada tan tu nido desgranador de mis hechurías tu garganta tachonada de chaquirones vivos oh mojadita tumultuosa otra vez herir sobre tu buche azulenco sobre tu corazón anaranjado!

(noche del 18)

 

 

se me despierta amor ignoto

el alón zurdo mi razón siniestra y dulce gata feliz gata bermeja bajo el astral de los orujos tembladores desde las desolaciones de lo antiguo te quiero así quisiera amarte unavezmente coloradita en algún médano encorvado o en el nido de la coral o donde estuvo la carreta blanca el campamento quebrajoso del turco triste que se acabó bajo la helada entre las piedras gruesas más acá de la diestra de la viruela negra de la derecha de la vida de la boca enfadada entre los botones carcomidos de los últimos soldados entre las ollas del médano blanquecino en las noches embargadoras donde respira la víbora de la cruz contra el repudio del rey que piensa no más contrito y entecado quisiera una unitamente serte chingolo de los mollares piche de los zulupes zorro enjarillonado peludo grasa amarilla trapial manso hasta pacerte en las pupilas!

(para m.l.)

 


VIGÉSIMA SÉPTIMA PALABRA


Yo les pregunto y a las gentes duchas
qué es esta música que se me bifurca?
Valse, ranchera, polca, si es mazurca,
minué del ángel, chotis de la bruja?
Esta feliz sonorería oriunda
del corazón, de la pasión nocturna,
la rara avis que me canta y turba,
me amasa nuevo, que me descorrupta?
Yo no lo sé. Son hartas las preguntas.
Quid de la sien, la lengua. Me disculpa?



DÉCIMA CUARTA PALABRA


Útero y muy desta parida pena,
desto que enseso que ni es paz ni es guerra,
o a lo mejor candela entre la nieve,
degollatina entresta flauta leve.
Ni ni ataúd desta palabra. Tierra
que ni me da fier' hongo ni azucena
entreste grueso viento que me mueve.
Ni con tu loba en flor o de ascuas plena.

 


SÉPTIMA PALABRA

Del sueño es ya tu azul panojamiento.
O tu errabunda, pálida mazorca.
Rara, incarnal, criatura de mi viento.
Ave de sombra de ave o flor del viento.

(20.)

CON SUS RASGOS DE PIEDRA, LA PALABRA

como el ave más vieja de la tierra se caía la tarde purpurísima y en la hondona quietud y colorada machacada por hombre desgarrida se astillaba la greda despertada por el hijo de piedra que tenía por el ser bermejoso que en su entraña como un niño gigante se escondía abismal colorón rótula ciega costillón de las lunas fallecidas y fue el agua mortal y las catástrofes de las grandes criaturas destruídas fue el veneno del barro fragoroso y el silencio del barro que se iba animales murientes y sonámbulos con el último sexo en las pupilas con la última piel acorralada con el último color de sus semillas como el ave más dulce de la tierra se caía la tarde y yo vivía.

para teresita, en calchahue y también cuatro aguas, 20, y boliche del temple del diablo, noche del 22.

 

JUAN CARLOS BUSTRIAZO ORTIZ
1929, Santa Rosa, La Pampa, Argentina.

 

DEEP
fotografía: Leda-2014


SEXUALIDAD Y POLÍTICA I
por Eleonora D'Alvia y Juan Eugenio Rodríguez


“Disculpe, me disculpe,
no gusto de sus afirmaciones absolutas,
su zoncera, mejor dicho su eso de
a esta altura del mundo
venir a ofrecerme un paraíso.”

Jorge Leonidas Escudero
(fragmento)

 

NO HAY GOCE PLENO



La cuestión paradójica del goce concierne tanto a la política como a la sexualidad. El goce podríamos definirlo como el usufructo real del objeto. El psicoanálisis descubre que por efecto de la palabra se pierde el objeto “natural”, el objeto adecuado. Se produce una pérdida del objeto de la satisfacción. Esto tiene como consecuencia que no hay goce pleno. Nos encontramos entonces con el plus de goce. Se produce una pérdida de goce que tiene el efecto de producir un plus, algo más.
Esta dimensión paradojal del plus-de-goce juega tanto en el plano subjetivo de la sexualidad como en el del malestar en la cultura.
Que no hay goce pleno implica aceptar lo imposible como fundante de la cultura. Ese imposible se inscribe como una renuncia de goce acordada que tiene como efecto el malestar en la cultura, fundamento del lazo social en la ley de prohibición del incesto. La inscripción de un imposible da lugar por un lado a la emergencia del tercero y por otro al síntoma. El síntoma deriva de aspiraciones sexuales directas reprimidas, pero activas. El síntoma introduce la cuestión de la historicidad en los dos tiempos de la formación del síntoma. La renuncia al goce pleno no es la decisión de una voluntad autónoma propia del individualismo contemporáneo, sino producto de un discurso que involucra a la enunciación como acto.


Artículo Completo >>


Inmovilizar la vida
por Juan Eugenio Rodríguez

El Destino y el fantasma
por Juan Eugenio Rodríguez

Producción de subjetividad y salud mental
por Juan Eugenio Rodríguez

El amor sensual
por Juan Eugenio Rodríguez

Algunas cuestiones acerca del amor
por Eleonora D´Alvia

Malestar en la ciudadania
por Luis Langelotti

Cómo hablaba Picasso de lo que hacía
por Néstor Bolomo


contacto: fuegosdelsur@gmail.com


 

ETAPA APASIONANTE DE LA POLÍTICA ESPAÑOLA
(El Mundo, 24 de enero de 1936)


"Madrid, enero 16 (por avión). Reproducido por todos los periódicos de la peninsula, apareció hoy jueves, el sensacional documento en que se da noticia oficial de haberse formado el BLOQUE POPULAR DE IZQUIERDAS, y cuya finalidad es concurrir en frente único a las elecciones para obtener una mayoría de votos sobre las DERECHAS, aún divididas.
En la imposibilidad, como periodista extranjero, de comentar la temperatura política española y menos el MANIFIESTO DE IZQUIERDAS, glosado en los términos más opuestos por los periódicos de la opinión, me limitaré a reflejar, objetivamente, como lo he hecho en las anteriores crónicas, los juicios que a los órganos de partido le merece esta alianza nunca vista de las masas izquierdistas españolas. Mediante esta táctica informativa, los españoles residentes en la Argentina podrán formarse una idea más o menos exacta de la formidable contienda que se aproxima, y cuyos probables resultados parecen inquietar al sector de las DERECHAS, mientras que las IZQUIERDAS se preparan activamente para el esfuerzo que van a desarrollar en la batalla electoral.
En dos comentarios de carácter político anterior, trate de ezbozar la desazón que a las DERECHAS le causó la resolución del jefe de Gobierno, disolviendo las Cortes y decretando nuevas elecciones, así como la posibilidad de que se llevara a cabo el BLOQUE POPULAR DE IZQUIERDAS, impuesto por las masas.
El temor de las DERECHAS se ha confirmado. El frente único es un hecho.


El índice del programa que involucra el manifiesto del BLOQUE POPULAR DE IZQUIERDAS y que suma aproximadamente seis millones de votos es:

“Amnistía completa. Readmisión forzosa de los obreros despedidos por su participación en movimientos revolucionarios. Indemnización. Reparación económica a las víctimas de los movimientos obreros. Normalidad constitucional. Investigación de las responsabilidades contraídas por los agentes de las fuerzas públicas. Su procesamiento. Legislación agraria. Rebaja de impuestos y tributos. Represión especial de la usura. Protección de la pequeña industria. Política financiera. Restablecimiento de la legislación social. Contra los salarios de hambre. Enseñanza. Respeto a los principios autonómicos.”

El diario Ya, órgano de las derechas, define la aparición del documento como “la imposición del marxismo revolucionario sobre la débil y claudicante voluntad de los partidos burgueses”.
El Debate, órgano oficial de la CEDA (Confederación Española de Derechas Autónomas), en su editorial de fecha 17, tilda de “monstruoso” el peticionario del manifiesto y de “asesinos, ladrones e incendiarios” a los revolucionarios encarcelados, que suman la cifra de 30.000 hombres."
...

ROBERTO ARLT
1900, Buenos Aires, Argentina.
fragmento de Aguafuertes Madrileñas

......................................


Suscripción gratuita


Puede solicitar su suscripción gratuita
al boletín de Fuegos del Sur, enviando
un correo a: fuegosdelsur@gmail.com

con Asunto: Suscripción


Sobre los derechos de autor

Fuegos del Sur se publica en
Internet desde Marzo de 2003

Fuegos del Sur en Facebook

......................................

EL JOROBADITO
(fragmento)

...

-Soy más bueno que el pan francés y más arbitrario que una preñada de cinco meses. Basta mirarme para comprender de inmediato que soy uno de aquellos hombres que aparecen de tanto en tanto sobre el planeta como un consuelo que Dios le ofrece a los hombres en pago de sus penurias, y aunque no creo en la santísima Virgen, la bondad fluye de mis palabras como la miel del Himeto

      Mientras yo desencajaba los ojos asombrados, Rigoletto continuó:

-Yo podría ser abogado ahora, pero como no he estudiado no lo soy. En mi infancia fui profesional del betún.

-¿Del Betún?

-Sí, lustrador de botas..., lo cual me honra, porque yo solo he escalado la posición que ocupo. ¿O le molesta que haya sido profesional? ¿Acaso no se dice "técnico de calzado" el último remendón de portal, y "experto en cabellos y sus derivados" el rapabarbas, y profesor de baile el cafishio profesional?...

...

ROBERTO ARLT
1900, Buenos Aires, Argentina.


El último padre/
Quepa Tata



13


Anoche
yo estaba de pie
parado
encima del mundo
fabulando enormidades.

Anoche
cerré los ojos
junté mano con mano
y me di cuenta de la sangre.

Anoche
apoyé mi oido en mi pecho
y escuché el latido del futuro.

Entonces
grité.
Y se despertó el mundo entero.

 

13

 

Tuta
noqa sayarani
pacha saapi sayarani
umallikus ancha atuchajkunapi.

Tuta
ñauikunayta wishkarani
makiykunata kuskayachis
unancharani yaarta.

Tuta
nigriyta qaskuy saapi chururani
amoj pachapa tijyayninta uyarerani.


Chayrayku
qaparerani.
Tukuy pacha Ilijchara.



RODOLFO BRACELI
1940, Mendoza, Argentina.
De su libro El último padre/ Quepa Tata

Traducción al quichua Aldo Leopoldo Teves

 

 

JUEGO Y TEORÍA DEL DUENDE


(...)


"...el duende es un poder y no un obrar, es un luchar y no un pensar. Yo he oído decir a un viejo maestro guitarrista: "El duende no está en la garganta; el duende sube por dentro, desde las plantas de los pies". Es decir, no es cuestión de facultad, sino de verdadero estilo vivo; es decir, de sangre; de viejísima cultura, y, a la vez, de creación en acto."


(...)


“...el duende no llega si no ve posibilidad de muerte, si no sabe que ha de rondar su casa, si no tiene seguridad que ha de mecer esas ramas que todos llevamos, que no tienen, que no tendrán consuelo.
Con idea, con sonido, o con gesto, el duende gusta de los bordes del pozo en franca lucha con el creador. Ángel y musa se escapan con violín o compás, y el duende hiere, y en la curación de esta herida que no se cierra nunca está lo inventado de la obra de un hombre.
La virtud mágica del poema consiste en estar siempre enduendado para bautizar con agua oscura a todos los que lo miran, porque con duende es más fácil amar, comprender, y es seguro ser amado, ser comprendido, y esta lucha por la expresión y por la comunicación de la expresión adquiere a veces en poesía caracteres mortales.”


(...)


FEDERICO GARCÍA LORCA
1898, Fuente Vaqueros (Granada), España

 


CIENCIA

La ciencia ha descubierto
dónde y cómo se controlan la ira,
el miedo, la ansiedad, la memoria;
¿pero dónde el centro
que resuelve problemas
tan simples o tan complejos
como perder una aguja en un pajar,
matar varios pájaros de un tiro,
que en casa del herrero
sean exquisitas las buenas tortas?
bien, todo lo que tú puedas imaginar;
se encienden velas, se llevan coronas
con flores blancas; se hacen expediciones
a lugares remotos de la tierra;
se embarcan toneladas de algodón
a campos infectado por la muerte,
para eso vino Charles Darwin,
doctores de Siracusa University dicen
el sistema del amor funciona
en el hipocampo y en la amígdala;
centenares de miles y miles quisieran
tocar la túnica del Papa;
pero ni el cielo ni los luminosos astros
saben a ciencia cierta, en qué parte de cerebro
se han perdido mis tarjetas postales,
todas mis cartas de amor.


EDUARDO EMBRY

desde Inglaterra

 

......................................


Suscripción gratuita


Puede solicitar su suscripción gratuita
al boletín de Fuegos del Sur, enviando
un correo a: fuegosdelsur@gmail.com

con Asunto: Suscripción


Sobre los derechos de autor

Fuegos del Sur se publica en
Internet desde Marzo de 2003

Fuegos del Sur en Facebook

......................................



Notas:
Foucault, política, psicoanálisis(1)
por Néstor Bolomo

 

- Lacan, Foucault.

La referencia central de Foucault, explícita, es Beckett, “El Innombrable”: qué importa quien habla. Cómo no recordar las reiteraciones de Lacan respecto del lugar de su propio nombre, “Lacan dice..”, “Freud y Lacan”, “Serán lacanianos”, la deliberadamente ambigua “Yo la verdad hablo” etc. y adivinar una distancia con Foucault difícil de referir a consideraciones psicológicas (“rasgos de personalidad”, ambiciones de gloria o trascendencia, etc.)

Lacan fundamentó la función, la presencia del nombre en el psicoanálisis. Del nombre de Freud y del suyo propio. Hay una relación directa entre su posición, que redobló la de Freud, y lo que fue el lacanismo con su locura de autoría y nombre propio. Hay que estudiar lo que se llama “circulación” del nombre. Su valor. Su significación en el capitalismo. Pero lo que es manifiesto es que las referencias al nombre propio contrastan con lo poco que se quiere saber del pasaje al nombre común. Entre los lugares siempre en disputa sobresale el lugar en que se anotan los nombres, la lista, el orden en que se sitúan y a veces hasta el tamaño de las letras.

La herencia de Lacan es la AMP, la de Foucault la de unos maricas asumidos, marginales en serio que se abocaron en serio a difundir un discurso sin hacer de eso mercancía.

- Pregunta por la extensión

A veces, una buena pregunta es capaz de producir efectos por lejos más significativos, más fructíferos que una, incluso que muchas ideas. Fue el caso de la pregunta por la extensión, por la extensión en psicoanálisis: acabó con la institución, con la pequeña institución en la que la pregunta fue planteada.
Se dirá que las instituciones están en crisis, que a veces alcanza con soplarlas para que se desmoronen. No es así. Todo lo contrario: las instituciones – las psicoanalíticas no hacen excepción – no tienen fin. Vencen al tiempo, como quería el siempre recordado autor de “La Comunidad Organizada”. Parece que se dividen pero están reproduciéndose. Parece que se extinguen pero vuelven con otros nombres. Simulan disolverse pero se integran en una institución mayor y más poderosa.
Las instituciones se renuevan al ritmo de los tiempos o bien se mantienen fieles a sus fundamentos. O las dos cosas a la vez. Eso no importa. La institución está siempre lista y dispuesta para celebrar esto o aquello si es lo que la ha hecho durar y permanecer.
La pregunta por la extensión, sin embargo, fue un veneno para el que la institución, ésta al menos, no tuvo antídoto.
Una verdadera pregunta no se detiene. Se encadena con otra y otra y otra más. Lacan recondujo alguna vez la neurosis a una pregunta. Pero era probablemente una falsa pregunta, contestada de antemano, ulterior a su respuesta. Y Lacan lo dijo más o menos en esos términos: no nos preguntamos sino aquello de lo que ya tenemos la respuesta. La pregunta neurótica simula ser pregunta: es una respuesta: el sujeto responde al enigma del sexo con esa pregunta.
Pero hay otras preguntas que corren delante, delante nuestro, que nos llevan. Y si te dejás llevar, sin preguntar a tu vez hacia dónde te lleva una pregunta, eso puede tomarte en un lazo inesperado con la palabra, con el discurso.

 

(1) Fragmento de su libro "Destitución psicoanalítica"


Presentación del libro
destitución psicoanalítica / fragmento y política / Néstor Bolomo / letra viva

Aconteció en el bar "Florentina" del barrio de Palermo el viernes 28 de noviembre.
De presentación mutó a celebración, acompañada de una nutrida concurrencia.
Cuando aparecieron los comentarios acerca del libro fueron surgiendo una serie de ideas, intentaré transmitir algo de lo sucedido. Este encuentro no respondía a una clásica presentación de libro. Más bien presentaba un encuentro de amigos para celebrar la publicación de un libro, propiciado por lo que denominaron un "conversadero" cobijado por el bar.
La intención de estas palabras no es comentar el libro, de paso recomiendo su lectura, sino destacar la recuperación del espacio público para el pensamiento, en este caso para hablar de psicoanálisis y política entre otras cuestiones.
Al modo de un intelectual público causado por la con-versación. Recuperar el psicoanálisis en la comunidad, alejado del encierro, del disciplinamiento y de la oscuridad.



JUAN EUGENIO RODRÍGUEZ

 

Víctor Hugo Ibáñez


 

LEERME ESCRIBIENDO


Tengo un poema que me ronda
y esta atado a una curda.

Voy a empezar
porque siempre quiero hacerlo y luego lo dejo.

Qué poderosa canción es la que me atrae
cuando me veo en los ojos extraviados,
poseído en nostalgia de una copa de vino.

Poderosa pócima de ensueños,
llévame a lo profundo de mi ser,
acércame a los poemas más hermosos
que todavía no escrbí.

Lodazal de penas y amarguras,
versos incongruentes que no hilvanan,
bestia que me atrapa, me lleva,
me cuida y a la vez me mata.

En la cumbre de mi curda
y al recuento de mis bienes,
solo encuentro represión, extravío y agobio.

¡Cuánto tiempo más oscurecerá mi vida!

Con ansias espero el día
en que mis oscuros pesares
se transformen en poesía.

 

POEMA DE LA CONCHA

 

Concha...
La concha de mi madre
Pachamama
madre tierra.

¡Pachita no me lleves
al útero en llamas de tu tierra!
Te doy hojitas de coca,
cachurín y cigarrillos,
el mejor de mis granos,
mi mejor carnero y un chivo.

Temblando mis manos
te doy y te pido
dejame un tiempito más.
Aún tengo cositas que hacer
aún no recorrí todo el camino,
aún no deseétanto como he querido
y no se cuántas cosas más.

Te prometo que al día del encuentro
iré gustoso a tus entrañas,
te daré mis mejores ofrendas
caminaré hacia mis recuerdos
y sin más, me entregaré
a ti, sin miramientos.


VÍCTOR HUGO IBAÑEZ
1966, Orán, Salta, Argentina

nexus.victor@gmail.com

 

......................................


Suscripción gratuita


Puede solicitar su suscripción gratuita
al boletín de Fuegos del Sur, enviando
un correo a: fuegosdelsur@gmail.com

con Asunto: Suscripción


Sobre los derechos de autor

Fuegos del Sur se publica en
Internet desde Marzo de 2003


Fuegos del Sur en Facebook

......................................




Alienación societal y goce

por Luis Langelotti
lic.langelotti@gmail.com


Supermercado fin de semana. El apuro, el empujón, el no respeto por la más mínima distancia, el suspiro. Esto es no-todo lo que pasa, pero aparece claramente en primer plano. Carencia de palabra, de ternura, de tacto, de sensibilidad. Tal vez convenga interrogarse respecto de ciertas situaciones cotidianas generadas por la “sociedad de consumo”, donde la subjetividad misma aparece en cierta medida arrasada por un empuje ciego, impulsivo, frenético a tener el objeto. Ese objeto cuya consistencia supuesta no es más que ilusoria, puesto que no deja de ser un significante perteneciente al campo del Otro, como todo significante. Nuestro mundo es un mundo de discurso, entendiendo a este como la diacronía de ese tesoro sincrónico de elementos diferenciados que hacen a la estructura simbólica.

Inconscientemente transita el hombre y eso no siempre conlleva lo mejor. El ejemplo es Edipo, ese que sin saber termina actuando un oráculo ignorado, signos del libreto que nos atraviesa y del que alguna noticia podemos tener. Porque el inconsciente no es un mero ignorar, sino un saber ignorado. Y allí reside la implicancia de cada cual, su responsabilidad, respecto de si quiere saber o no lo que sabe. Recuerdo el caso de una consultante que admitía haber estado toda su vida “actuando inconscientemente”. Se me ocurrió preguntarle si se refería a haber estado actuando fantasías reprimidas. La idea vulgar de “actuar inconscientemente” no sabe lo que dice, porque dice más de lo que dice. Dice mucho.
En la masa ese retorno sintomático de fantasías reprimidas donde imperan la impulsividad y el descalabro, se vuelven cosa cotidiana. La masa es en cierta forma una "cosa" indiferenciada. Lo que introduce allí la diferencia es la palabra hablada, como corte en acto que marca un límite con respecto a la tendencia a la unificación.

Al estar pasivizados frente al significante, la realidad se vuelve una roca inconmovible, una evidencia estática incuestionable y el otro, sujeto de la palabra, deviene un objeto tan hermético y consistente, al que sólo cabe, o bien, obedecer sin chistar, o bien, destruir sin mediación alguna. El objeto – por ejemplo, del consumo – se torna tanto más rígido, más necesario, más evidente, más conocido, más indispensable, cuanto que más fijeza inconsciente tiene el sujeto para con los signos que lo hablan. Acceder a esa determinación psíquica equivoca la obsesión para con los “objetos” de la realidad, incluido el lazo con el otro hablante. Cuanto más seguro está el individuo que sabe lo que piensa, lo que quiere, lo que siente, qué está bien y qué está mal, menos acceso por consiguiente tiene a las sobredeterminaciones de fondo que vuelven su ser y su realidad una cosa maciza, estanca, tal vez absolutamente brillante, pero ciertamente mortificada.


Artículo Completo >>

 

Página actualizada Febrero 2015
Página web: www.fuegos-delsur.com.ar
Correo: fuegosdelsur@gmail.com
©Fuegos del Sur, psicoanálisis en movimiento.
Buenos Aires. República Argentina.