Editorial

DIEZ ESCENAS DEL PACIENTE

I

En la casa llena de ruidos
yo
el demente paciente de paciencia
-de años hace años-
agachado
inclinado
en silencio protesto
en el silencio de la protesta
hacia adentro
agachado
inclinado

desovillo
desovillo
el ovillo

la mujer amenaza y grita -agrede-
no en silencio
no hacia adentro
sino que
hacia afuera
crece
crece
yo inclinado

agachado
desovillo

desovillo
el ovillo

el niño destruye
sacude los cimientos
y acumula destrucciones
-agrede-
-crece-

agachado
inclinado
desovillo
desovillo

En la casa llena de ruidos
la mujer crece
el niño crece

yo agachado inclinado
desovillo cuidadosamente

no a tirones
paciente demente de paciencia:
recobrar el entendimiento
es mi Tarea
de años hace años
agachado
inclinado

desovillo
desovillo
el ovillo

a tirones el ovillo
se enreda
-me digo hacia adentro-
mientras la mujer grita
y el niño destruye

desenredar cuidadosamente
en el silencio de la protesta
dicha en silencio
es mi Tarea
-me digo-

desovillo
desovillo

en la casa llena de ruidos
yo el demente
paciente de paciencia
entiendo
que mi entendimiento ya no entiende
-eso entiendo-
desovillar cuidadosamente
de años hace años
es mi Tarea
lo único
-eso entiendo-

desovillo
desovillo
de años
hace años

recobrar el entendimiento
es mi Tarea
desenredar cuidadosamente

la mujer que grita
el niño que destruye
el silencio
de la protesta hacia adentro
yo
el demente de paciencia
pacientemente
cuidadosamente
silenciosamente
desovillo
desovillo

el ovillo.

LEÓNIDAS LAMBORGHINI
1927, Buenos Aires, Argentina.


......................................


Suscripción gratuita


Puede solicitar su suscripción gratuita
al boletín de Fuegos del Sur, enviando
un correo a: fuegosdelsur@gmail.com

con Asunto: Suscripción


Sobre los derechos de autor

Fuegos del Sur se publica en
Internet desde Marzo de 2003

Fuegos del Sur en Facebook

......................................

Eleonora D'Alvia

 

INSISTENCIA DEL AMOR
a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo



el amor es una tarta de naranjas
el amor es un pañuelo blanco

amar, conversar
insistir en nombrar
recordar, conversar
seguir, denunciar el horror
con amor inclaudicable
hasta el milagro




TERRÁQUEOS


sobre el rostro del peregrino
veo las huellas de sus pasos
y suenan sus palabras acalladas
en altoparlantes
desde las oficinas del gobierno:

“Las bombas
estallan en los ojos de los viajeros
del subte de las cinco
con las luces de las estaciones.

Oh terráqueos
Miro pasar las olas gigantes
del terror sobre nuestros domingos.”

y hacemos el amor
desesperados




EL CIRCO DE LAS COSAS


Oh almacenes
cardúmenes de ojos opacos
en el circo de las cosas

 

ELEONORA D'ALVIA
Buenos Aires, Argentina



Jorge Carlos Alegret

SÍNTOMAS

primera y segunda parte


15

Diario del elefante (1): Atmósferas de As It Is, Cage, las partituras de Barry Guy para Biber, mientras estoy bajo las Cabezas Parlantes con el pánico de un maya al crepúsculo, y hay unos ojos que espían entre el vapor del hielo en el wiski, donde, como predica Abelardo Castillo, uno flota dentro de sí mismo y ve las cosas perfectamente aisladas, afuera, las ve tal como son, y conoce su sentido real, y tanta nieve, y tanta palabra despenándose en barrancos de luz plana y saborizantes artificiales, y por eso Cage con sus gestos de muerto vivo pidiendo unas monedas, y va y viene de perro, con sus amantes como pianos con las cuerdas cubiertas de cenizas volcánicas, entre esos ojos violetas sobre el wiski, sin párpados y sin nombre, pero cuidado: el argumento está dañado, y eso ocurre cuando el espacio se disuelve y a eso llamo yo el sujeto durmiente, siervo a gusto, a eso que es bocanada de humo en el vertedero, piel de plástico recalentado, novela como una resaca de sentido, que se lo traga todo, y sólo queda un rumor de piedras y un cormorán negro que muerto de hastío cae a tus pies, y vos creés que ha muerto de amor, pero no, es puro aburrimiento que invierte el cielo, que nos convierte en gallinas enamoradas del primer zorro sarnoso que pase, porque no nos bancamos la cosa devenir, que sin embargo te excita y te expulsa, todo muy joyceano este lunes por la noche de fiebre seca, lunes como un flemón en la boca de mi bestia, donde te busco, te encuentro, te olvido, te permuto, conciente de que la pérdida exige el tajo, vestir la ausencia de objeto para que la palabra abra alguna luna, y logremos rostizarnos el cerebro, digo, hay piel muerta garuando, mientras hablo, y eso haría una poética, algunos comentarios cummings en el albañal de las vanguardias (por eso sigo orando al dios-perra de Antonin) en un mar de estaño, la salina de tu deseo donde alguien ha escrito un grafitti sobre la caída de otro muro, y nosferatu baila con una enana un vals, y lo hace muy bien, y llora emocionado y envejece en una casita de madera cerca del faro en la caleta, pero la enana no, la enana se pierde en el subsuelo de un hotel alojamiento, ay los laberintos, mi amor, han sido rectificados, y todos llevan a una espera indefinida en un juicio que se parece a un bingo, como sea, todos los desvíos son efectos del daño, por eso la rabia retorna entre cage y el wiski, con vestiduras de yegua, o lluvia ácida, o lunes de junio, da lo mismo.

 


16

No habrá teología:
la sal de la Cazadora
gotea en mis ojos.

 


17

Una poética del feroz vacío no vende,
sólo revela terrenos baldíos
y el cadáver de una bandurria.
En esas palabras no crecen ecos.
Las cosas aparecen para que la voz
haga sus muñecos. Poeta vertedero,
el que así mira me dona su ceguera.
Esta aparición es la farsa
donde sueño ciudades, jardines
y celdas vacías.

 


18

La marea neural trae manchas de petróleo
y cajones de manzana, a veces
sucede un nombre que es un hundimiento,
y luego una forma fallida en cuanto emerge.

Hipersensible, soy el mundo
en cajas chinas.

 



19

Los ojos de los abuelos se convierten en piedras
negras de buscarse adentro y no encontrar nada,
apenas presencias de fuegos vencidos, relojes,
murciélagos, y de eso se fabulan un linaje.

 



20

Es el instante de los miembros del niño
desintegrándose
por el misil en Gaza,
y es instante de ojos como estrellas
arrojadas a una laguna de sangre,
de plasma, de carbohidratos o joyas
de acero quirúrgico,
objetos que traban las mandíbulas,
y producen un saber que hace tiempo
de niño estallado.

 



21

Afuera digo
lo que el hueso calla.
La muerte habla,
lo que el tirano goza:
mi vida mal dicha.

 



22

Lo que el maitén dice en su sombra
yo lo instalo en tus modos de hacer el amor
y el daño. La verdad sólo adviene
de lo que no permanece.

 



23

Ser en el viento convierte a la palabra
en el abrasivo de lo material.
Los coirones simulan obscenas rosas,
es el aroma nulo del arenal que infesta
las camas del pueblo.
En esa intemperie, también tu deseo
dibuja círculos sobre la carroña.

 



24

Hace una semana que se agotó el amor cortés
y el tiempo de las laxas vergas punk,
y son días de limaduras de hierro en la nariz,
de fotos en los prostíbulos de Tailandia,
días de revisitaciones: la colección
de discos de Waits, sentir las alas de lata
y una musa que me regala saxofones rotos,
pero nunca mares donde pensar ácido y lobo;
a veces, en las ruinas de telgopor donde soy,
entre los residuos del deseo de la abuela,
y un personaje de Pauls, intento traerte
al tercer piso podrido de lunas holandesas
y tanto carbón húmedo en apariciones
de ajo y tomate, ¿traerte a fuerza de pessoa,
de estos muslos que viejos se han perdido
en la estepa de la cordura?, ¿traerte ahora
en que la falta se ha hecho mirada suturada?

 


JORGE CARLOS ALEGRET

 

JOHN KEATS
Londres, Reino Unido, 1795.


LA FERIA DE DAWLISH

Más allá de la colina y de la cañada,
y más allá del arroyo de Dawlish,
donde las vendedoras de bollos de jenjibre
poco venden y sus dulces son pequeñísimos.

La disoluta Betty corría colina abajo,
levantando bastante sus enaguas;
yo le dije: -seré Jack si tú eres Jill.
Así que se sentó en la hierba complaciente.

-¡Alguien se acerca! ¡Alguien se acerca!
Dije yo -es el viento que conversa.
Así sin jaleo, ni vacilación ni ronroneo
ella se echó en la hierba complaciente.

-Alguien, hay alguien, alguien hay ¡allí!
Yo dije: calla la lengua, ¡gitanilla!
Así se calló y se echó regordeta y lozana
y muerta como ebria de Venus.

Oh, ¿quién no correría a la feria de Dawlish?
Oh, ¿quién no se detendría en el prado?
Oh, ¿quién no ajaría las margaritas allí
y haría de helechos salvajes una cama?


Marzo de 1818

 

......................................

 

LAS VÍAS DE LA EMANCIPACIÓN
Conversaciones con ÁLvaro García Linera


"...yo creo que es toda una fuerza social la que obliga a modificar los parámetros de reflexión. Hasta entonces uno hacía sus publicaciones, pero era marginal y quedaba restringido a la lectura de diez o veinte colegas, cuates, pero lo que ocurre en Cochabamba - esa sublevación inesperada, en un momento en que se suponía que teníamos como mínimo diez años más de neoliberalismo, y que eramos el modelo de las reformas estructurales del mundo entero, con un sistema político estable, una economía que supuestamente iba a tener pujanza a largo plazo - abre la opinión pública y rompe el espejo donde el neoliberalismo se miraba narcisísticamente. Cochabamba es como la piedra que derrumba la fachada del modelo; desde entonces se ven sus carencias, sus ausencias, sus límites en términos de ideología, en términos de satisfacción, de consolidación política y cultural. Abril ("la guerra del agua") vuelve a poner en escena la acción colectiva, nuevos discursos y nuevos horizontes, porque hasta ese momento se podía ser crítico, había las marchas de los maestros, las denuncias a las "leyes malditas", pero no existía un norte político. Creo que Cochabamba marca un "hacia dónde", aparece claramente la necesidad de la recuperación de los recursos públicos para la gestión social; eso es un "para dónde", es la primera acción de corte proactivo del movimiento social emergente en Bolivia..."

Álvaro García Linera en el Foro Internacional por la Emancipación y la Igualdad, el jueves 12 de marzo de 2015 en el Teatro Cervantes, Buenos Aires..

 


Ulises Varsovia

 


17. CEMENTERIOS

¿Irás nuevamente, poeta,
al maritimo cementerio
de la ciudad oceánica,
y buscarás, conmovido,
entre las tumbas a tus muertos?

¿Irás de lápida en lápida
leyendo los epitafios,
oliendo la tierra, las flores,
buscando el nombre borroso
de tus borrosos deudos?

¿Llamarás entre los sepulcros,
gritarás los nombres de antaño,
caerás de bruces, gimiendo,
y arañarás la piedra?

¿Volverás a tu cementerio
a honrar la memoria, poeta,
de tus amados muertos?

¿Y dónde yacerá tu cuerpo
cuando la muerte te llame
a su descanso eterno?


25. ESPECTRO

Quienquiera que haya escrito
por mí estas palabras
desde mi persona,
y haya mentido, y haya
dibujado un rictus
sobre mi máscara…

Anónimo fantasma,
espectro de mi mismidad
oculta en el follaje
de mis disfraces,

quienquiera que seas,
o finjas, o te escabullas
entre mis noctámbulos
mudando de disfraz,
burlando a mis sabuesos…

(Cuándo, cuándo, desertor,
cuándo tránsfuga en tránsito
por todas las máscaras,
cuándo todas tus personas
en el mismo punto y lugar
asumiendo sus crímenes,
con tinta roja en el pulgar).


31. TESTIMONIO

¿Qué quedará, Claire,
de nosotros,
cuando el postrer adiós,
cuando la hora final
suene en las campanas?

¿Qué quedará, amor,
de nuestras vidas,
cuando el tiempo imparcial
decrete silencio,
decrete término,

y vuelvan nuestras almas
a seguir vagando
por el azar,
cual briznas de luz
por el universo?

¿Qué quedará, amada,
de nuestra presencia,
más que estas líneas
de indestructible amor,
más que estas palabras?


36. TÚMULO

Así muera, y mi cadáver
sea carroña humana,
sea pasto de los buitres
en la savana, en la sierra,
o camino de no regresar,
en algún punto anónimo
de nunca verla de nuevo,

elevad, camaradas,
un túmulo a mi memoria
en el cruce de los vientos,
y grabad en letras de piedra,

que ahora, por fin, de regreso,
que bajo este montículo
de patrimonio patrio,
no mi cuerpo difunto,
no mis tribales huesos,

pero mi eterno recuerdo,
pero mi memoria eterna,
así muera en tierra extraña,
así Claire viuda del viento.


39. HIGIENE

De repente irrumpir gritando
con todos mis idénticos
en estampida, en desbandada,
en turbamulta vociferante,

y poner en fuga a amanuenses,
a actuarios, a tesoreros,
a pajes y plenipotenciarios,

penetrar sorpresivamente
en las pulcras consejerías
enarbolando blasfemias,
insultos, eructos, improperios,
y mostrarles el trasero
lleno de pelos repugnantes,

y después regresar al monte
con mis idénticos filiales,
y quemar allí los infolios,
las actas, registros, balances,
documentos de la ignominia,
papel ruin civilizatorio.



ULISES VARSOVIA
Parentescos (Selección)

 

 

¿Qué significa pensar críticamente?
por Luis Langelotti
lic.langelotti@gmail.com


INTRODUCCIÓN

“El acto de pensar no es otra cosa que la sustitución del deseo alucinatorio. Resulta, pues, perfectamente lógico que el sueño sea una realización de deseos, dado que sólo un deseo puede incitar al trabajo a nuestro aparato anímico.”
(Sigmund Freud, 1900)


¿Qué significa pensar críticamente? Desde hace cierto tiempo vengo haciéndome esta particular pregunta, creyendo que puede existir otro uso para el pensamiento, no necesariamente renegatorio de lo real (tal como lo es el pensamiento obsesivo: calculador, controlador, centralizador, narcisista… fálico). Parto de una conjetura - quizá demasiado prematura –, la cual es pasible de definirse como una verdadera sospecha:


Pensar críticamente implica tomar una posición, tomar la palabra, introducir una diferencia entre la mismidad y la reiteración acrítica de fórmulas consolidadas.


“Mismidad” y “reiteración acrítica” en la que cada cual cae, necesariamente, como paso lógico por donde pasar para que sea posible que pasen cosas. Quizá esta definición que acabo de esbozar resulte evidente o demasiado simple para algunos. Empero, para mí no constituye por cierto ninguna “obviedad” (y tengo la esperanza de que para muchos otros tampoco).
Recuerdo lo que decía Lacan sobre este acontecimiento subjetivo:

“Es lo más arduo que puede proponérsele a un hombre, y a lo que su ser en el mundo no lo enfrenta tan a menudo: es lo que se llama tomar la palabra, quiero decir la suya, justo lo contrario a decirle si, si, si a la del vecino.” 1

 

Artículo Completo >>

 

Jorge Alemán


"La emancipación no tiene reglas, la emancipación no está garantizada. La emancipación es una apuesta, la emancipación no es necesaria. La emancipación es una contingencia que puede o no suceder. La emancipación no es un proyecto que esté fundamentado de antemano." (fragmento de su exposición en el Foro)


Jorge Alemán en el Foro Internacional por la Emancipación y la Igualdad, el viernes 13 de marzo de 2015 en el Teatro Cervantes, Buenos Aires.


SEXUALIDAD Y
POLÍTICA II
por Eleonora D'Alvia y Juan Eugenio Rodríguez

 

FENÓMENO DE MASA Y LAZO SOCIAL


La sexualidad está vinculada a un agujero en el significante, escapa al sentido, el significante no puede alcanzarla, como aquello que se escurre más no se derrama. Este concepto de sexualidad es solidario de el de sujeto. Sujeto y política también es un título apropiado para este escrito.
¿Qué relación existe entre el padecimiento del sujeto y la cultura en la cual vive? Hay una cuestión problemática entre sujeto y cultura, definir acabadamente desde la cultura al sujeto es imposible, por otro lado, el sujeto no puede dar cuenta de la cultura porque es un efecto de ella. Aquí se expresa un conflicto del cual el sujeto depende.
El capitalismo procura una resolución del problema y propone una cosmovisión que unifique las diferencias y elimine el conflicto, que elimine el síntoma.
La homogenización del saber que prevalece en nuestras sociedades trae consecuencias nefastas para el sujeto al no dejar lugar para las diferencias. Esa homogenización, esa consistencia de saber, se pone de manifiesto en el malestar hecho cultura o en la cultura de la neurosis actuales.

“Así recibimos la impresión de un estado en que la moción afectiva del individuo y su acto intelectual personal son demasiado débiles para hacerse valer por sí solos, viéndose obligados a aguardar su potenciación por la repetición uniforme de parte de los otros. Esto nos trae a la memoria cuántos fenómenos de dependencia de esta índole forman parte de la constitución normal de la sociedad humana, cuán poca originalidad y valentía personal hallamos en ella, cuán dominados están los individuos por aquellas actitudes de un alma de las masas que se presentan como propiedades de la raza, prejuicios del estamento, opinión pública, etc.” (“Psicología de las masas” S. Freud 1921).


Artículo Completo >>


 

 

 

Leónidas Lamborghini

 


DIEZ ESCENAS DEL PACIENTE


II

He llegado a este colmo
a este valle de lágrimas
de paciencia -al borde-
dicha hacia adentro mi paciencia
a este valle del colmo de la paciencia
-al borde-
lágrimas de paciencia en este valle
hacia adentro
de años

en la protesta en silencio hace años
-al borde-
desovillo
desovillo el
ovillo



III

La mujer amenaza y grita
porque no entiende
-me digo-
aguántate -me digo-
el niño destruye
porque no entiende

-me digo-

recobrar el entendimiento
en la casa llena de ruidos
es mi Tarea
de años
hace años

desovillo
desovillo

de años hace años
el oído
buscando adaptarse
al grito
aguantando
aguantando
los ojos
a la destrucción
aguantando
el entendimiento
al no entendimiento
aguantando

desovillo
desovillo

de años
hace años
paciencia a la impaciencia
aguantando

desovillo
la Tarea de
a la destrucción

desovillo
desovillo
desovillo

en el valle del colmo -al borde-
en el colmo
en el borde
al borde



IV

En la casa llena de ruidos
el libro comienza
en cualquier
parte
termina en cualquier parte

el lenguaje
narrándose a sí mismo
protagonista de sí mismo
embrollándose a sí mismo
lleno de ruidos

el lenguaje destruyéndose
a sí mismo -quebrándose a sí mismo-
repitiendo su destrucción
como el niño que destruye
en la casa
llena de ruidos

el lenguaje que acaso
se entiende
cuando no se entiende
que es coherente acaso
cuando es incoherente acaso
un fragmento
que puede ser el todo -acaso-
que se fragmenta
y hay que reunir los fragmentos

desovillo
desovillo

aguántate
aguántate
"pero no entiendo nada"
me digo ahora
un poco menos
en silencio
menos cuidadosamente

sólo que el libro
puede empezar en cualquier parte
seguir en cualquier parte
y terminar
o no terminar en cualquier parte

"no entiendo
nada"
ahora un poco menos

el libro comenzado
en cualquier parte
cuando la mujer que grita
y el niño que destruye

el libro en medio de
el caos
que sólo repite
el caos
en medio de

no entiendo
nada
repetí
en medio de

desovillando
desovillando
aceleradamente ahora
al borde
un poco más
menos cuidadosamente
pacientemente
un poco menos
en la protesta en silencio
hacia adentro

un poco menos
un poco más
un poco menos

un poco más.



V

"Mientras desovillo y desovillo
mi ovillo
aguardo su respuesta
en la casa llena de ruidos:
me es absolutamente
necesaria."

he escrito
una carta a mi Líder
al retiro
en que medita
de años hace años

desovilla
desovilla

recobrar el entendimiento
del Poder
es su Tarea
-el camino que lleva-
mi Líder
en su retiro de años hace años

desovilla
desovilla

"En la casa llena de ruidos
no hay retiro posible
la meditación en medio de
no es posible"
le he escrito

"El Poder conquistado
-el camino que lleva-
la caída del Poder
-el camino que lleva-
el Poder a reconquistar
el retorno al Poder
que una vez se conquistó
y no debería volver a
perderse ya más
-el camino que lleva-"
"necesito esa respuesta
me es absolutamente
necesaria"
le he escrito

"En la casa llena de ruidos
he tratado de descifrar
pero no he descifrado
nada

he tratado de poder
pero no he podido nada"

le he escrito
le he escrito

"he tratado de recobrar
el entendimiento del Poder
pero no entiendo nada"
le he escrito a mi Líder
al retiro
en que medita
de años hace años

desovilla
desovilla

"aquí no hay
retiro posible
para la meditación
del
-camino que lleva-
-el camino posible-

en la casa llena de ruidos

agachado
inclinado
agachado
inclinado

He escrito
esta carta a mi Líder
aguardo su respuesta:
me es absolutamente
necesaria


VI

La máquina serrucha la dulzura única
del violoncelo
en la casa llena de ruidos
la mujer que grita
el niño que destruye

la música es sólo
fragmentos
de dulzura de violoncelo
que hay que escuchar
en medio de

la dulzura del violondelo
es sólo una dosis
ínfima
escuchada
mientras la maquina
serrucha y serrucha

la mujer que grita
el niño que destruye

"aguántate"
me dije todavía
"en el difícil equilibrio"

el ovillo
en la punta de mis dedos
a punto de caer

desovillo
desovillo

el oído buscando
adaptarse
al ruido
el silencio que un instante
ínfimo
permite

desovillo
desovillo

"aguantate"
me dije
escucha
en esa dosis de silencio ínfima
la dosis de dulzura
ínfima
que no serrucha la máquina

la mujer que grita
el niño que destruye

desovillo

el todo fragmento
de dulzura
de la dulzura del violoncelo
creciendo
hasta silenciar
en un todo
un instante
a la máquina
un instante
a la mujer
un onstante
al niño
que

desovillo
desovillo

la máquina
que vuelve a serruchar
la dulzura
otra vez en fragmentos

el oído
negándose ahora
a adaptarse

la mujer que grita
el niño que destruye

el ovillo que tambalea
en la punta de mis dedos

la máquina que
la mujer que
el niño que
el oído penetrado
por la dulzura única
de la música única
del violoncelo único
de la máquina única que serrucha la dulzura
única
en la casa llena de ruidos
únicos
adaptándose
desadaptándose
a la mujer que grita
al niño que destruye
a la música serruchada
esperando ese instante único
la ínfima dosis de silencio para

desovillado

en el difícil equilibrio
en el difícil

el ovillo en la punta
de mis dedos a punto de
caer



VII

 

Legar a ser
lo que se es
-la cuestión-
en la casa llena de ruidos
no puede resolverse
no se puede pensar

 

lo que se es
-la cuestión-
el loco que se es
que todos en el fondo
-la cuestión-
no se puede pensar
no puede resolverse
en la casa llena de
mi economía ha tocado
fondo
me dije-desovillo desovillo-
y necesito ese crédito bancario
-la cuestión-
forma y contenido
-la cuestión-

no se puede pensar
no puede resolverse

la mujer que grita
el niño
la forma en que hay que llenar
el formulario
con un contenido que no tengo
no puede resolverse

-la cuestión-

la contradicción en el seno
de lo Absoluto
-la cuestión-

el ser en la nada
la nada en el ser
la nada en el ser de la nada
el ser en la nada del ser
-la cuestión-

desovillo
desovillo

en la casa llena de ruidos
no puede resolverse
no se puede pensar

no soy nada
me dije
mi garantía es
nada

no se puede

la contradicción de necesitar
ese crédito
absolutamente
en el seno de ese banco
y ser la nada
de garantía que soy

-la cuestión-

no se puede pensar
no puede resolverse

desovillo

hoy he pedido ese dato
al Datero
la Historia de ese caballo
que quizás
acaso
pueda llegar
a ser

al dato significativo
válido
-la cuestión-

no se puede

el datero no ofrece garantías
en la casa llena de ruidos

la mujer grita
el niño
destruye
la cuestión de la forma del formulario
el loco que se es en el fondo
el paciente de paciencia
yo
que es loco en el fondo
-la cuestión-

el ser que debe llegar a
en la casa llena de ruidos

¡No se puede pensar!
¡No puede resolverse!
¡No se puede pensar!

la cuestión.


LEÓNIDAS LAMBORGHINI
1927, Buenos Aires, Argentina.


"por el camino del álamo y el cielo"
collage Jeuroz 2015


Entrevista realizada por Rolando Revagliatti a Rodolfo Alonso

 

Sos el primer hijo de inmigrantes gallegos nacido en nuestro país. Y en una oportunidad declaraste: “Ni mi infancia ni mi adolescencia fueron agradables, sino más bien lo contrario.” En varias ocasiones hiciste referencia a tu timidez. ¿Te retrotraerías para nosotros y nos describirías el clima familiar y su composición y cómo te defendiste de los factores agobiantes y el clima social de aquella época?

RA – Toda memoria es precisa e injusta, a la vez. ¿Recordamos o somos recordados, acaso, por ese mismo recordar? Como hijo mayor de inmigrantes gallegos, ambos de linaje campesino, a mí me tocó enfrentar solo, por mi cuenta, sin apoyo de nadie, a la inmensa Babel que era entonces Buenos Aires. La fui descubriendo a tropezones, y la recuerdo por fragmentos. El asombro de la primera lluvia, del primer granizo, el asombro de los primeros libros (descubiertos en librerías de lance), el primer Arlt, el primer Vallejo, ¡el primer Macedonio! Y el tango, el tranvía, la radio, el cine. Y el lenguaje popular, coloquial. Y los matices extranjeros. ¡La canción! Sólo mucho después percibí que mi infancia fue bilingüe, lo que trae consecuencias. Y a la vez como dos infancias simultáneas: la metrópoli que me tocaba descubrir, y la memoria de la aldea de montaña y la pequeña ciudad junto al mar de que aún hablaban entonces mis padres.

entrevista completa




SOBRE EL HUECO DEL DÍA
técnica mixta - Jeuroz 2014

 

Néstor Perlongher

 


ÉRASE UN ANIMAL


Érase un animal sangrante y dulce
de rostros numerosos
de cuyas heridas manaba la música y el sudor
sangraba en sus deslices
Era como una especie en extinción
muriente y mansa
pero en cuyas cabriolas advirtiérase a veces un retozo
-quizás una nostalgia-
de su gallardo apresto
Érase un animal huyente y fósil, pero sus felonías
delataban el mismo sentido de los pétalos
en cuyas encías hedía, apelotonada, la angustia
ensartada, cual un invasor joven
-en sus destellos latía insumiso un perdido pavor
Cuántos adverbios y adjetivos atrapara su estela,
la envolvente
Mala vida la suya
Mal sosiego su terquedad
en una desventurada abertura
Oh instrumentos de viento donde se agitan los pezones
aullados, ululados a la luz de una música china
galpones desfondados donde no halló resuello la virtud
estambres desprolijos
Erase y érase: galanes rubios
arrastraron como estandarte su fulgor
pisándole los flecos
Erase un animal atado y turbio
de fervientes desdichas
alimentado por el polvillo de los rubíes
y el sonido de las colinas



TORTUGA


Y si, temiendo herir, no se penetra
por miedo de asustar, no se persigue no se golpea
  para no despertar a los durmientes no se grita
  no se abre
la puerta donde mamá cuelga el soutien, los espirales,
  por no blandir el picaporte frío?
se echa a los vagabundos del jardín para que tengan más lugar
  las moscas
“...es demasiado grande para nosotros dos...” el mar,
  la culpa
el Caribe infestado de galeotes, de godos, de torvos policías
  de provincia
Si, por no salpicar, no se sumerge
acaso el bíceps del atleta igual reluce?
  se frunce el pliegue de su malla si, colocado ahí,
  no se acaricia, no se palpa, no se...?
                                                         tras de las verjas
detrás del tramway, por no meterle bulla, no se corre
  no se anima el traspié, la zancadilla
  se hace remoto el paso, corto el cuerpo
Si, por no ir a Guayana, se elude la Tortuga
se entibiarán las tibias del pabellón, los abordajes?
si, por temor al mar, no se marea
no se caminan los acantilados donde florecen las madreperlas,
  en el fulget de las filosas rocas
negar tanto? no dar paso al que acecha en la escollera
  por si acaso el que entra ya no sale?
  no se desprende, aferrado como las ladillas a las causas
  no se expele


EL CIRCO

soledad del lamé: de lo que brilla
no llora lo que ríe sino apenas la máscara que ríe lo llorado
llorado lo reído:
lo que atado al corcel, lo que prendido
al garfio
de la soga:
la écuyére: domadora
la que penachos unce por el pelo
prendida a lo que mece: a lo que engarza:
ganchos
            alambres
                       jaulas
               animales dorados
               a los aros
               atados a los haros
               halos aros:
                        la mujer más obesa, la barbuda:
                        la de más fuerte toca:
                        la enganchada
                                   en el aire
                                   en el delirio
                en la burbuja del delirio:
                                   el mago
                                   en sus dos partes:
la que cortada en dos desaparece
y la que festoneada por facones
sangra de corazón: la que cimbréase sin red, la que
desaparece

 

 

CAVIDAD DE LA LUNA
en el hueco a dos aguas del pinar y abedules
temblando en el cimbreo
tenue, el viento leve
anda a hurtadillas como un gamo
multicolor en la espesura
lenticular

Su errancia: alma viajada
en el circuito de penumbras breves,
           a cada gota
la ondulación del hundimiento
de la cabeza entre las hojas,
          almo-
hada del
gamo del guano.


TEMA DEL CISNE HUNDIDO (1)

Undoso el que avanzara por los rizos
del espejo laqueado, su pezcuello
dócil al mando del cendal declina
rayado el rutilar de su plumaje.

Quien por interrogar las inestables
corrientes donde anega su pellejo
arruga de nerviosas denticiones
la quilla que traslúcida corría

por parques de reflejos azulados,
impávido el azor, la crista altiva,
arriesga el hundimiento en ese anclaje.

Porque, por más que mírese los hados,
no se retarda la fatal carrera
si tempestuoso pie pisa la pluma.


LUZ OSCURA

                                                recio martirio sabroso
                                                 Santa Teresa de Jesús

Si atravesado por la zarza el pecho
arder a lo que ya encendido ardía
hace, el dolor en goce transfigura,
fría la carne mas el alma ardida,

en el blanco del ojo el ojo frío
cual nieve en valle tórrido: el deseo
divino se echa sobre lanzas ígneas
y muerde el ojo en blanco el labio henchido.

Funambulesca beatitud la suya,
de claroscuros, que al soltar el pliegue
de luz inunda el esplendor febeo:

“No es resplandor que nos deslumbra, sino
una blancura suave y el resplandor difuso
que alto deleite da a la vista y no
la cansa, ni la claridad que se ve para ver
esta hermosura tan divina.”


PARA EL MAL DE SÍ

Cisne de alas manchadas, interroga a la estela.
Maculadas e inútiles: un dejo de belleza
marmórea en el ungüento melancólico
del estanque final, finge piruetas
caracoleo el triste a la deriva.
Ahora como un frenesí negativo
se apodera de los palmípedos plumajes
dirigiéndolos vertiginosamente al fondo oscuro de la escena
Si de las aguas trátase, las profundas son turbias;
pero hay además el remolineo del “triciclo acuático”
como un saurio jugueteando en las maromas del abismo.

El techo es una turbulencia celeste.
Arrástranse las almas por los agujeros de la respiración.
Las axilas se atascan de un sudor neurasténico.
Nada simula su salida, en el deslizamiento por el lecho
de alzadas sábanas tormentosas.

Dale vueltas al sueño, pero este huye con la facilidad de un
          pájaro amarillo
detrás de la polpuda mariposa.
Así como una agüilla clara cae de las yemas,
socava las uñas su calcinación.




EL MAL DE SÍ


Detente, muerte:
                          tu infernal chorreado
escampar hace las estanterías,
la purulenta salvia los baldíos
de cremoso torpor tiñe y derrite,
ausentando los cuerpos en los campos:
los cuerpos carcomidos en los campos barridos por la lepra.
Ya no se puede disertar.

Ve, muerte, a ti.
Encónchate sin disparar el estallido de la cápsula.
Escondida que no seas descubierta.
Pues una vez presente todo lo vuelves ausencia.
Ausencia gris, ausencia chata, ausencia dolorosa de lo que falta.

No es lo que falta, es lo que sobra, lo que no duele.
Aquello que excede la austeridad taimada de las cosas
o que desborda desdoblando la mezquindad del alma prisionera.
Mientras estamos dentro de nosotros duele el alma,
duele ese estarse sin palabras suspendido en la higuera
como un noctámbulo extraviado.

 


NÉSTOR PERLONGHER
1949, Buenos Aires, Argentina.




Entretejidos
Jeuroz - 2015

 


SEXUALIDAD Y POLÍTICA I

por Eleonora D'Alvia y Juan Eugenio Rodríguez


“Disculpe, me disculpe,
no gusto de sus afirmaciones absolutas,
su zoncera, mejor dicho su eso de
a esta altura del mundo
venir a ofrecerme un paraíso.”

Jorge Leonidas Escudero
(fragmento)

 

NO HAY GOCE PLENO



La cuestión paradójica del goce concierne tanto a la política como a la sexualidad. El goce podríamos definirlo como el usufructo real del objeto. El psicoanálisis descubre que por efecto de la palabra se pierde el objeto “natural”, el objeto adecuado. Se produce una pérdida del objeto de la satisfacción. Esto tiene como consecuencia que no hay goce pleno. Nos encontramos entonces con el plus de goce. Se produce una pérdida de goce que tiene el efecto de producir un plus, algo más.
Esta dimensión paradojal del plus-de-goce juega tanto en el plano subjetivo de la sexualidad como en el del malestar en la cultura.
Que no hay goce pleno implica aceptar lo imposible como fundante de la cultura. Ese imposible se inscribe como una renuncia de goce acordada que tiene como efecto el malestar en la cultura, fundamento del lazo social en la ley de prohibición del incesto. La inscripción de un imposible da lugar por un lado a la emergencia del tercero y por otro al síntoma. El síntoma deriva de aspiraciones sexuales directas reprimidas, pero activas. El síntoma introduce la cuestión de la historicidad en los dos tiempos de la formación del síntoma. La renuncia al goce pleno no es la decisión de una voluntad autónoma propia del individualismo contemporáneo, sino producto de un discurso que involucra a la enunciación como acto.


Artículo Completo >>


Inmovilizar la vida
por Juan Eugenio Rodríguez

El Destino y el fantasma
por Juan Eugenio Rodríguez

Producción de subjetividad y salud mental
por Juan Eugenio Rodríguez

El amor sensual
por Juan Eugenio Rodríguez

Algunas cuestiones acerca del amor
por Eleonora D´Alvia

Malestar en la ciudadania
por Luis Langelotti

Cómo hablaba Picasso de lo que hacía
por Néstor Bolomo



......................................

 

números anteriores
Fuegos del Sur, psicoanálisis en movimiento es una revista en internet que se publica desde marzo de 2003 y se actualiza todos los meses. La exhibición de tres actualizaciones, la de diciembre, noviembre y octubre se mantendrá de manera temporal.

 

Diciembre 2014


 


Noviembre 2014


 


Octubre 2014


SEMINARIO ANUAL DE POESÍA Y
PSICOANÁLISIS 2015

PSICOANÁLISIS Y
POLÍTICA DEL SÍNTOMA

"...

Lo que es indudable es que el burdo esquema asesinato del padre-goce de la madre elide por completo el mecanismo trágico. Es cierto, es por el asesinato del padre como Edipo halla libre acceso a Yocasta y ésta le es entregada, ante la aclamación popular. Yocasta , por su parte, siempre se los he dicho, sabía algo, porque las mujeres nunca dejan de tener sus pequeñas referencias. Tenía un sirviente que había sido testigo de todo el asunto, y hubiera sido curioso si este sirviente, que vuelve a palacio y al final reaparece, no le hubiera dicho a Yocasta - Este es el que cepilló a su marido. Sea como sea, lo importante no es eso. Lo importante es que Edipo accedió a Yocasta porque había triunfado en la prueba de la verdad.

Ya hablaremos del enigma de la esfinge. Y luego, si Edipo acaba tan mal - ya veremos qué quiere decir este acaba tan mal y hasta qué punto eso es lo que se llama acabar mal -, es porque quiso saber la verdad a toda costa.

No se puede abordar seriamente la referencia freudiana sin hacer intervenir, más allá del asesinato y el goce, la dimensión de la verdad.

Aquí es donde podría dejarles hoy.

Con sólo ver cómo aborda Freud este mito fundamental, queda claro que es verdaderamente abusivo meterlo todo en el mismo saco de Edipo. ¿Qué tiene que ver Moisés, carajo de Dios - viene el caso decirlo-, que tiene que ver con Edipo y con el padre de la horda primitiva? Ahí hay algo que tiene que venir del contenido manifiesto y del contenido latente.

Hoy, para concluir, diría que lo que nos proponemos es el análisis del complejo de Edipo como un sueño de Freud.

..."

 

JACQUES LACAN
1901, París, Francia.

 

 

Ticio Escobar


Ticio Escobar en el Foro Internacional por
la Emancipación y la Igualdad, el sábado 14 de marzo de 2015
en el Teatro Cervantes, Buenos Aires..

"...jugar lo posible imposible. Lo imposible no es aquello que jamás podría suceder, sino aquello que hace posible que nos movamos, que luchemos, que actuemos como si fuera posible." (fragmento de su exposición en el Foro)


LA CUESTIÓN DE LO ARTÍSTICO

Simplificando al extremo un problema complicado, cabe aquí recuperar la vieja distinción entre el nivel estético y el nivel poético, o propiamente artístico: el primero se refiere al momento perceptivo y sensible, es la maniobra formal que recae sobre el objeto; el segundo, a la irrupción de la verdad que convoca esa maniobra. Así, lo estético involucra el ámbito de lo bello, la búsqueda de la armonía formal y la síntesis de lo múltiple en un conjunto ordenado, mientras que lo artístico se abre a la posibilidad de intensificar la experiencia de lo real, movilizar el sentido. La práctica del arte supone, así, un trabajo de revelación: debe ser capaz de provocar una situación de extrañamiento, para develar significados y promover miradas nuevas sobre la realidad.


TICIO ESCOBAR
(Asunción, Paraguay, 1947)


......................................


"FORO INTERNACIONAL POR LA
EMANCIPACIÓN Y LA IGUALDAD"
EN EL TEATRO NACIONAL CERVANTES
LAS TRES JORNADAS: 12, 13 Y 14 DE MARZO
DISPONIBLES EN


Fuegos del Sur en Facebook

INGRESAR


......................................


Suscripción gratuita


Puede solicitar su suscripción gratuita
al boletín de Fuegos del Sur, enviando
un correo a: fuegosdelsur@gmail.com

con Asunto: Suscripción


Sobre los derechos de autor

Fuegos del Sur se publica en
Internet desde Marzo de 2003


Fuegos del Sur en Facebook


......................................


Jeuroz

 

ARROJADO


Cómo resolver mi perdido desencuentro final
si cada vez veo más lejos, mucho menos, mucho menos
me escucho decir
aún

todo parece confabularse nadie se ocupa ni yo

me teledirijo me teledirijo con ese control me teledirijo
así es

y éste me dice que, qué dice?      Qué Dice?


Se abre la puerta de la habitación que no
puedo identificar, no es mi habitación,
puedo ver un dibujo que conservo siempre conmigo
se encuentra arrojado sobre el piso del baño
pero no me animo a entrar

un baño blanco, muy blanco,
húmedo
                         y mi dibujo arrojado allí

recuerdo cuando lo descubrí
como si se tratase de una sensación
en todo mi cuerpo
que recorre todo mi cuerpo

                           lo siento en mi

húmedo húmedo arrojado allí

blanco muy blanco

arrojado

 

JEUROZ
Junio 2015


Stella Maris Juri



         cuervos de la noche
         ciñen mi morada de antropófaga

         saldré como loba en celo
         mutilando sueños encarcelados

         volaré con manos ensangrentadas
         robando voces al silencio


         sacudiré en una alfombra de espuma
         un suave color aterciopelado

y me iré cantando la noche

susurrando un acantilado amanecer
                                                    iluminado
                                                       por
                                                   cadáveres

 

STELLA MARIS JURI
Buenos Aires, Argentina



Mainak Adak



MENDIGO



He venido al foro como un mendigo
Mi maquillaje es tan maravilloso como mi acción -----
Los espectadores están fascinados
Estoy en deuda con los mendigos.

El rey delincuente, el novio confundido, el profesor despistado
O el pecaminoso completo -----
He actuado en esos roles
Pero son triviales a mi acción de mendigo.

Reino como un mendigo del inicio
hasta el fin en este foro iluminado
Se acaba el drama; los espectadores fascinados
salen; los asientos se vuelven vacios. Como pasa cada día.

Los otros actores se van de la sala de espera.
Me quedo sólo por unos momentos------
Porqué dejo este maquillaje del mendigo tan rápido?
Vivan los mendigos !

No sé si es la medianoche!
Segun el orden del ministerio, la fuente
chapotea la luz de la izquierda;
Se quedan sofocados los vehículos a la derecha
segun la orden de la policía;
Y segun mi orden, vuelvo caminando
con maquillaje de mendigo
desde la sala de espera hacia mi casa
como un rey.




LA PARED


Los que van a alta mar visionan imágenes increíbles de lo profundo.
Desde la distancia he visto el misterioso mar
Pero no pude observar esos escenarios inolvidables.
Estoy rodeado de paredes y fronteras.

La montaña nunca se mueve de donde nació. ¿Se va el mar?
No lo sé, pero mi entorno está lleno de paredes.
Ellas se pueblan de luz y oscuridad:
La oscuridad en la luz y la luz en la oscuridad,
Y allí existe la oración como incienso aromático.

Muchos de mis compañeros han ido a la clandestinidad,
Pero nadie ha vuelto. He visto las nubes
Volviéndose más pequeñas y yendo del cielo al vacio.

Las paredes están rodeadas por fragancias de canela y áloe,
Mientras toda la noche se queda el rocío sobre mis ramas.
No he andado por el mar,
He venido caminando por el agua de un estanque humilde.
No hay ninguna huella mía.

La última sombra se queda en mis parpados,
Pero sólo hay paredes en las fronteras de mi existencia.

Ahora mi oración se vuelve más pura.


MAINAK ADAK

Calcuta, India

 




EL RECHAZO DE LO FEMENINO. ROZITCHNER CON LACAN.


(...)

La lógica fálica y lo femenino

La lógica fálica es la que demuestra que la sexualidad humana está sobredeterminada por el significante, aunque éste no pueda abarcarla totalmente. El anclaje del sujeto en lo simbólico incluye pasar por el universal: “todos tienen”. En función de sostener esta afirmación universal surgen las teorías sexuales infantiles. No es que el psicoanálisis coloque del lado de las mujeres una negatividad “no tienen”, es la cultura la que lo formula así. El psicoanálisis descubre en la subestimación a las mujeres las trazas del predominio de la lógica fálica. Más adelante citaré ejemplos de ello en diversas producciones culturales. La teoría fálica aplica la lógica del significante al enigma de la sexualidad. Freud lo sostiene claramente: el mayor esfuerzo está puesto en sostener el universal y este empeño está vinculado con sostener la existencia del falo de la madre. La salida de esta encrucijada vinculada al reconocimiento de que la madre no tiene, implica dos posiciones lógicas, una femenina y otra masculina. Para quien se anota del lado femenino, no toda ella está en la función fálica. Hay en juego, en lo femenino, un goce suplementario al goce fálico. La posición erótica femenina se encuentra más allá de la lógica fálica. Más vinculada a lo imposible de ser dicho.


(...)

Artículo Completo >>


ELEONORA D'ALVIA
Del libro "Figuraciones de la comunidad. El ojo, la carne y la palabra"

 


Rolando Revagliatti


Quiero márgenes
audio



"PEPI, LUCI, BOM Y OTRAS CHICAS DEL
MONTÓN"

 
 
Soy tan como una
de ustedes la que más
amerita fugas de otros filmes
éste donde
no consto pero hállenme
sólo con sus bocas en derechura
hacia mis pezones.

 



"WAITING FOR THE MOON"
 
 
Creo que yo también estoy hecha una roca
creo que yo también, a mi modo, me muestro bastante
        [obstinada
creo que yo tampoco viviré mucho
 
Las dos llegamos hasta aquí
 
Soy además
-todos lo dicen-
una santa.

 

 

"SCENT OF A WOMAN"
                                                     "Para ahogar penas que tengo,
                                                                       que me matan y que no se van..."

                                                                                           Juan Andrés Caruso

Son necesarias hembras que ahoguen
las hondas penas que tengo
 
Las hondas penas por las que rabio
(las que me minan
las que me matan
pues no se van)
 
¿Ciego y vivo?..
.

 

 

LUGAR, LUGARES

La furia y el pesar
se me incrustan
donde
 
a cualquier humanoide
la furia y el pesar
se le incrustan.


FUEGOS EXCLUSIVOS
 
Fuegos exclusivos 
los de mis ojos 
atravesados por la oscuridad 

Mi 
oscuridad 
exclusiva. 

 

ROLANDO REVAGLIATTI
1945, Buenos Aires, Argentina.

http://revagliatti.com.ar/


 

......................................

Suscripción gratuita

Puede solicitar su suscripción gratuita
al boletín de Fuegos del Sur, enviando
un correo a: fuegosdelsur@gmail.com

con Asunto: Suscripción


Sobre los derechos de autor

Fuegos del Sur se publica en
Internet desde Marzo de 2003

Fuegos del Sur en Facebook

......................................


......................................


EL CAPITAL EN EL SIGLO XXI


"¿Cuáles son los principales resultados a los que me llevaron estas fuentes históricas inéditas? La primera conclusión es que hay que desconfiar de todo determinismo económico en este asunto: la historia de la distribución de la riqueza es siempre profundamente política y no podrá resumirse en mecanismos puramente económicos. En particular, la reducción de las desigualdades observada en los países desarrollados entre las décadas de 1900-1910 y 1950-1960 es ante todo producto
de las guerras y de las políticas públicas instrumentadas
después de esos choques. Del mismo modo, el incremento
de las desigualdades desde la década de 1970-1980 obedece mucho a los cambios políticos de los últimos decenios, sobre todo en materia fiscal y financiera. La historia de las desigualdades depende de las representaciones que se hacen
los actores económicos, políticos y sociales, de lo que es justo
y de lo que no es, de las relaciones de fuerza entre esos actores y de las elecciones colectivas que resultan de ello; es el
producto conjunto de todos los actores interesados.
La segunda conclusión, que constituye el quid de este libro,
es que la dinámica de la distribución de la riqueza pone en juego poderosos mecanismos que empuja alternativamente en el sentido de la convergencia y de la divergencia, y que no existe ningún proceso natural y espontáneo que permita evitar que las tendencias desestabilizadoras y no igualitarias prevalezcan permanentemente."

Thoma Pinetty de su libro “El capital en el siglo XXI” Fondo
de Cultura Económica 1era. edición en español 2014.

 


Thomas Piketty en la presentación de su libro
"El capital en el siglo XXI" en Buenos Aires,
16 de enero de 2015.

 

Ana Romano


SEDIMENTO

Vacía
y en el centro
Salpico
Circula
la ira
en el hueco
Asombro
entre llagas
Giro
a la pena

Flota.



COROLARIO

Recuerdos
y su tráfico
tóxico
en la mente
y esto
en aguas bizarras

Bosteza
y cierra la mochila
¿Decidido?
salta
a ese vacío.


EMBRUJO

Desliza los dedos
hambriento
Acaricia
sinuoso
lo vulnerable
El abrazo
sorprende
Y es la entrega
la que
se precipita
La guitarra
suena.

 

ANA ROMANO
1944, Córdoba, Argentina.
de su libro "Expiación del antifaz"


Víctor Hugo Ibañez

 



MUTISMO


Pero… ¡Si estoy callado como un muerto!
Sabor amargo que se aprieta en la garganta
siniestro como un barco fantasma encallado en la carne
y un callo abrazador que recubre maternal la simiente.
Callo, callito, callado.
Mitiga el dolor que me duele
suavizando mi caída con mentirosos sacos de plumas
y de costras enraizadas en el tiempo.
-Vocecillas preciosas, susurros diminutos
que me llaman sin pronunciar mi nombre.
Sirenas que encantan mis oídos
tan dulces inadvertidas envolventes.
¡No debo! ¡No quiero! ¡No puedo!
¡¡¡Oh…!!! Qué hermoso sería
encontrarme a la musa sin ruidos…
No obstante. ¿Valdría la pena?
¿Cómo juega el ruido en la poesía?
La pregunta me devuelve y me dejo.-
Se pudre la carne y me lleva.
¡No hay tiempo! ¡No hay tiempo…!
El callo encallado en la carne se oculta silente
y lo trago mudo como un nudo putrefacto
llamando a la muerte.

VÍCTOR HUGO IBAÑEZ
1966, Orán, Salta, Argentina

nexus.victor@gmail.com





para bajar el libro ingresar aquí



Gladys Cepeda

 


HOMBRE DE ALDEAS UTERINAS


Demencia
el camino más alto y más desierto

Jacobo Fijman

El cuerpo gris y maloliente,
cae sobre la rutina
en la melancolia
es otoño
y sus ojos velados
ven miles de vírgenes con sus vestidos
de aire
miles de voltios
sus manos enredadas
donde los poemas aun nonatos
se deslizan para caer en los abismos
entre las paredes blancas de los hospicios
ayer ha visto como las aspas de la inocencia
le han abierto
las puertas de los molinos rojos
anoche ha partido
y apenas la sabana que lo cubre
ha podido escuchar su plegaria
en sus pies lleva la identificación
de soledades y un canto de cisne negro

 

MUJER CONTINENTE


habitada en sus fronteras
milenarias
conoce secretos de dioses antiguos
teje misterios
bajo sus vestidos los desvelos
se funde su propia genealogía
como signos emergentes
de sus cabellos nacen pájaros
de vuelos inalcanzables
sus pupiilas crecen en hoirizontes
y explotan simbolos únicos
de sus pechos florecen estaciones
mujeres que paren a sus madres
cuando repiten
las mismas fábulas
y que acunan a sus hijos sobre plenilunios
apesar de su mudez
bajo tierra
mujeres de los 5 elementos
que llevan semillas en su corazón
de plantas mágicas
y reunen sueños encendidos
donde la sensatez posee la llave
del frenesi
mejeres del destierro y de la tierra
que navegan hacia el sol
que se encienden hacia la evocación



MARDELETRAS


Pliegos
Oscuros
En la epidermis
Senderos
Infidencias del ser
Ausencias

 

EL CORAZÓN EN SU JAULA DORADA


Hoy el cuarto posee
la impaciencia de los abrazos
y una fragancia donde las bocas siguen
su propio ritmo de latido cardíaco
un reloj sobre el espejo
deja exhalar una melodía monocorde
Afrodita con dedos infinitos
ha rozado sus cuerpos hasta agotarlos
El olvido su sombra persistente
entre las paredes y ha partido
dejando rosas de vidrio
como un presente desde la permanencia
Ella siente que en su respiración entrecortada
ha nacido el frio de agosto
mientras una pierna cae en la noche
fagocitada por el lecho
la sabana aun repta con el perfume
de lo prohibido
afuera una llovizna impregnada
de pasos desconocidos
que transitan las miserias
sobre este lunes distinto
siente como la soledad
le tiende una mano hacia el vacío
pero deja entrar a la vida por la puerta
para que la meza con una canción de cuna



GLADYS CEPEDA
Buenos Aires, Argentina

......................................


Suscripción gratuita


Puede solicitar su suscripción gratuita
al boletín de Fuegos del Sur, enviando
un correo a: fuegosdelsur@gmail.com

con Asunto: Suscripción


Sobre los derechos de autor

Fuegos del Sur se publica en
Internet desde Marzo de 2003

Fuegos del Sur en Facebook

......................................

Página actualizada Junio/Julio 2015
Página web: www.fuegos-delsur.com.ar
Correo: fuegosdelsur@gmail.com
©Fuegos del Sur, psicoanálisis en movimiento.
Buenos Aires. República Argentina.