El uso de la palabra

por Rodolfo Alonso

 

Poesía reunida 1956-1983

 

 

No hay definición que crea necesario adjudicar a la poesía. Cada poema es para mí una manera de estar en el mundo, con los otros. Un arma del amor. De ese amor – no el declamado, el parroquial, forma del sometimiento - con que cada uno de nosotros hace posible la maravilla y la inocencia en un mundo que todavía conoce la opresión y la injuria. De allí, a veces, su extremado rigor, su lucidez oscura, la libertad difícil sin la cual no se canta, la arriesgada poesía.

 

R. A.

12/06/1959

LAS GANAS

 

Quiero dar

luz y sombra

besos

y nostalgia

 

Quiero estar

y no estar

 

estar llegando

 

Quiero darme

de a poco

en un tirón

de un solo

golpe

 

de a pedazos

entero

 

como el aire

 

Quiero el fuego

y la sed

la calma y la pasión

la caída

y el sueño

 

Quiero andar lento

 

rápido

 

en paz

o no

 

Quiero



Rodolfo Alonso
Buenos Aires, Argentina

 

por Juan Eugenio Rodríguez

 

 

"La “denegación cultural”  y la “renuncia pulsional” tienen mucho que ver con los vínculos sociales entre los hombres, como también son la causa de la hostilidad con la que tienen que luchar todas las culturas. La hostilidad hacia la cultura se dirige directamente a la prohibición del incesto, se dirige a lo que coarta la satisfacción de poderosas pulsiones.

La repuesta fantasmática de esa hostilidad sería la siguiente: Todo-Se-Puede. Prescindiendo del principio de realidad se trata de desmentir lo imposible.

La prohibición a la que me refiero define la inaccesibilidad del objeto y a su vez produce  un lugar para lo imposible, un orden simbólico. Es lo que hace posible la preferencia, que no podría desplegarse en la indiferencia. La singularidad que se expresa en la preferencia amorosa surge de la diferencia.

Un desarreglo en esa interdicción (interdecir) produce un sujeto coartado, produce mortificación.

Desestimar lo imposible, rechazar un lugar para la insatisfacción, para el aburrimiento o para la decepción, todo ello incrementa el imperativo superyoico. Por la vía del goce ruin, buscar el goce.  Se retrae el erotismo, queda afectada la economía libidinal y se daña  el lazo social. Por este camino, dirá Freud, se pretende desmentir un fragmento de realidad efectiva."

 

 

 

 

Artículo completo

"Medio siglo después de aquel legendario Congreso de Valencia, se invitó a los sobrevivientes. A Octavio Paz eso le provocó un gran texto: “El lugar de la prueba”. Lo reprodujo el diario La Nación, el 8 de noviembre de 1987. Y en él comencé a descubrir una vertiente bien oculta. Dice: “porque la libertad de expresión está en peligro siempre. La amenazan no sólo los gobiernos totalitarios y las dictaduras militares, sino también, en las democracias capitalistas, las fuerzas impersonales de la publicidad y el mercado. Someter las artes y la literatura a las leyes que rigen la circulación de mercancías es una forma de censura no menos nociva y bárbara que la censura ideológica.”

 

 En su libro La otra voz / Poesía y fin de siglo, de 1990, el año de su Premio Nobel, Octavio Paz reitera claramente: “hoy las artes y la literatura se exponen a un peligro distinto: no las amenaza una doctrina o un partido político omnisciente sino un proceso económico sin rostro, sin alma y sin dirección. El mercado es circular, impersonal, imparcial e inflexible.”

Octavio Paz contra el neoliberalismo

 

Y en otro libro: Al paso, insiste: “Pienso en la solapada dominación del dinero y el comercio en el mundo del arte y la literatura. Las leyes del mercado no son estrictamente aplicables a la literatura, al pensamiento y al arte. Las potencias meramente comerciales, regidas por el criterio del éxito y la venta, tienden a la uniformidad – máscara de la muerte.”

 

No era algo casual. El 25 de agosto de 1992 leo en La Nación: “Es muy grave que el relativismo social actual se convierta en un nuevo absolutismo basado en esta idea: las cosas no tienen valor, tienen precio. Este es el camino por el cual una sociedad se destruye.” Y añade: “Cuando yo era joven el gran enemigo del arte eran los Estados autoritarios. Esta amenaza ha sido sustituida por otra mucho más sutil: la amenaza del mercado, que lo relativiza todo. Estas son las grandes amenazas modernas. El mecanismo del mercado no tiene ideología, acepta todas, las usa todas, no respeta ninguna y se sirve de todas ellas.”

 

 

 

* Ensayo completo en la próxima actualización

Octavio Paz contra el neoliberalismo

por Rodolfo Alonso *

 

Crónicas del Nunca
por Eleonora D'Alvia

Editorial

 

LAGOMARSINO

 

Él llenaba un vacío

en mi vida.

Yo era su esclavo.

 

 

 

 

 

CRÓNICAS DEL NUNCA

 

Fui una pequeña

bestia enamorada

que aullaba.

 

Caminaba hacia el fondo

de mí misma

hasta el agujero.

 

Inmediatamente

cerraba la puerta.

 

 

 

 

 

EL ARTE DEL MINIATURISMO

 

 

 

Imaginan grandes catástrofes

como para asustar.

 

Luego la horrible realidad

podía pasar como

apenas nada.

 

 

 

Hay poquita lengua para lo real

 

 

Hay poquita lengua para lo real,

                      se va

en desnudos teóricos

  en decorar el hastío

    en los trabajos de lo inerte

      o los despertares del vigilar y castigar,

por eso, amor mío,

       el silencio.

 

 

 

Eso en lo que el habla se cocina

 

 

Oliva y ajo, memorias que me sujetan al suelo.

Aromas que revelan una presencia invisible que ronda la   cocina entre el pimentón y los camarones.
También hay salsa de hongos y arroz hirviendo; hay una mueca después del bombardeo, el cuerpo incompleto tras el alambrado del campo de prisioneros y una brisa de albahaca y nueces,

siempre perejil, hijo, y gotitas de vinagre mientras sangra el toro.                                                                                          Palmas en una tarde que huele a aceitunas

y jerez derramado sobre la madera vieja. Eso habita en la boca antes de la palabra,
eso en lo que el habla

            se cocina y, luego, se enamora o mata.

 

 


Jorge Alegret
de su libro "Esteparia"
Ediciones de Perro Malo 2017

 

Buenos Aires, Congreso
Fotografía: Jeuroz'18

LAS ENCANTADAS, O LAS ISLAS ENCANTADAS

 

Tercer Bosquejo

 

Pues a esta la llaman la Roca del vil Reproche,
un lugar terrible y peligroso,
al cual ni pez ni ave se acercó nunca,
como no sean chillonas gaviotas blancas y sórdidas
y cormoranes de raza voraz,
que todavía se posan a esperar en ese terrible arrecife.

 

 

* * *

 

 

De esta manera el mar incesante resonando suavemente,
en su gran base les respondió como es debido,
y sobre la Roca, las olas rompiendo en lo alto,
midió un vacío solemne.

 

 

* * *

 

 

Entonces el barquero malo remó sin dificultad,
y lo dejó escuchar un fragmento de esa rara melodía.

 

 

* * *

 

 

De pronto un vuelo innumerable
de aves rapaces alrededor de ellos, aleteando, clamó,
y con sus alas perversas los golpearon
dejándolos doloridos, buscando a tientas en esa noche horrible.

 

 

* * *

 

 

Incluso todo el reino de desgraciadas
y fatídicas aves volaban en bandada en torno de ellos.

 

 

 

Herman Melville

1819, New York

U.S.A.

Un montón de lugares comunes

 

 

 

 

Un montón de lugares comunes

como la luz

como la tiniebla clavada en medio del alma.

Como el infierno abrasador y frío

desierto de hipnóticos espejos.

 

Un montón de lugares comunes

como el amor y la muerte.

 

Lo que se termina y te está abrazando.

 

Lo que no muere nunca

que viene y te golpea.

 

 

 

 

 

 

 

Crónica

 

 

 

 

Recrudece la sombra.

 

Algunos se preparan para la batalla.

 

Otros mueren poco a poco

envenenados

por las vértebras del dios maligno.

 

 

 

 

 

Eleonora D'Alvia
de su libro "Hacia los costados del silencio"
Ediciones Fuegos del Sur

 

Gladys Cepeda

 

los hombres tienen algo de árboles

retorcidos en parajes infernales

rectos e incansables sobre el cielo

pueden tener las raíces secas pero nunca caen

tal vez son los árboles los que creen parecerse a los hombres

la costumbre los ha vuelto un holograma

en nuestra retina

 

 

 

Gladys Cepeda

 

LA FARSA
técnica mixta Jeuroz'18

“CUL-DE-SAC”

 

 

 

¿Cantará el gallo?

Y si canta, ¿será apedreado?

 

Seguir metidos

queremos y no queremos

salirnos de esto

 

Confluencia de las aves de paso

con las gallinas de la casa

aunque, desgraciados

francamente honestamente

somos todos gallinas

de paso.

 

 

______________

“CUL-DE-SAC”, filme dirigido por Roman Polanski.

 

 

 

Rolando Revaglatti
de su libro Fundido Encadenado
2a edición e-corregida-Ed. Recitador Argentino

Psicoanálisis

El amor sensual
por Juan Eugenio Rodríguez


Archivo
Año 2018

 

Seminario anual de psicoanálisis y poesía 2018

Fundamentalmente se trata de una actividad de capacitación en psicoanálisis y poesía, instrumentos críticos de participación social.

Nos proponemos aportar estrategias de intervención clínica atendiendo a las problemáticas sociales actuales y promover la producción de arte y pensamiento crítico. La poesía en particular y el arte en general tienen un lugar destacado en el seminario.

Los Jueves 19 hs.

Universidad Nacional de La Matanza

UNLaM Socioculturales

Obra de Tapa:
Ricardo Migliorisi (Paraguay, 1948)
LA CARPILLA SIXTINA
Pintura sobre carpa 1990
Colección Museo del Barro-Asunción

Paraguay

Fotografías fragmentos de la obra: Jeuroz'18

 

Edición trimestral: Versión completa en computadora. Tablet o móvil versión reducida

 

por Eleonora D'Alvia

 

 

 

(...)

 

"La idea del presente trabajo es partir de los desarrollos de De Carolis sobre la renegación para pensar el mundo contemporáneo en sus encerronas y posibles salidas.

 

Para entender el alcance que se le puede dar a dicho concepto desde el campo psicoanalítico hay que dar algunas precisiones para diferenciarlo del planteo hecho por De Carolis. La idea de la indiferenciación entre señal y ruido es un modo de entender la construcción de la realidad con el lenguaje, que aún parece apegado a la separación tajante entre objeto y sujeto propio de la modernidad. Para el psicoanálisis si el sujeto se instaura en el registro de la realidad, es porque primero se posicionó como objeto del Otro, como el falo, objeto del deseo del Otro. Se trata de la cuestión de lo real, de la cuestión del goce. Y en todo caso, de cómo desde ese punto de partida, renuncia a ese lugar de goce, cae de ese lugar, para abrirse paso como sujeto hablante y se sitúa como ser sexuado en el orden de las generaciones.

 

La idea de la renegación como primaria o subsimbólica no es coincidente con lo que indica la clínica. Ya Freud había mostrado que el fenómeno renegatorio en la perversión es propiamente simbólico, es la prevalencia de lo simbólico por sobre lo real, para decirlo de algún modo. También es cierto que su síntoma demuestra una reducción de lo simbólico a la puesta en escena imaginaria."

 

(...)

 

 

Artículo completo

DESIDERIUM

 

"Durante mucho tiempo busqué el polo opuesto de la fascinación característica de la pintura romana en la poesía y el pensamiento latinos y no pude encontrarlo. ¿Cuál podía ser el polo antimágico que se opondría a la fascinación? ¿Qué era capaz de desfascinar la sexualidad romana? ¿Qué era capaz de desfacinar el facismo? ¿Qué era capaz de desfascinar el destino audiovisual (la evolución obediente-fascinada) de la humanidad moderna en la que el imperio romano y el cristianismo habían sumergido poco a poco a la mayoría de las otras civilizaciones humanas después de haber abierto los mercados, sometido las costumbres y contaminado las almas? Todo en los textos que leía y en las escenas que iba a contemplar con M., cada día después del almuerzo, en un pequeño Fiat rojo alquilado en el aeropuerto de Nápoles, muchas de ellas vistas por primera vez y que sin embargo nunca daban la impresión de la primera vez, todo reforzaba la voluntad religiosa de evitar la fuerza subyugante. Todo mostraba ese carácter apotropaico y se empeñaba en protegerse sin ton ni son de la fascinación deslumbrante y de la sideración angustiante. Todo en la antigua literatura romana era cautivo del encantamiento del que se defendía, del miedo que se negaba, del temor a los demonios que se multiplicaban -los fantasmas, la vergüenza, el pre-programa del pecado cristiano, los fiascos.

 No sólo Ovidio, también Lucrecio o Suetonio o Tácito.

 Dos años pasaron.

 De pronto, más de dos años después, con una extraña sensación depresiva que se mezclaba con la evidencia, me di cuenta de que había hurgado, viajado y explorado en vano los sitios antiguos. Supe que no debía buscar donde no había nada para buscar. El polo opuesto estaba frente a mis ojos.

 He aquí la tesis que voy a sostener: extrañamente es el deseo el que ocupa el polo negativo en Roma.

 Era el deseo mismo lo que había que oponerle a la fascinación.

 También en este caso, como con fascinus, bastaba con escuchar a la palabra misma. La palabra que me parecía, a mí, un moderno -un moderno constantemente fascinado por las tesis modernas- la más positiva posible: el deseo es negativo.

 El deseo no es sólo una palabra cuya morfología es negativa, el deseo niega la fascinación."

 

(…)

 

 

de Pascal Quignard

1948 (Verneul-sur-Avre, Francia)

De su libro “Vida Secreta” (Último reino VIII)

 

Página actualizada: Abril - Mayo - Junio 2018 - Página web: www.fuegos-delsur.com.ar / Correo: fuegosdelsur@gmail.com - ©Fuegos del Sur, psicoanálisis en movimiento. Buenos Aires. República Argentina.

Abril - Mayo - Junio 2018 - www.fuegos-delsur.com.ar / fuegosdelsur@gmail.com - ©Fuegos del Sur, psicoanálisis en movimiento. Bs. As. Rep. Argentina

Abril - Mayo - Junio 2018 - www.fuegos-delsur.com.ar / fuegosdelsur@gmail.com  ©Fuegos del Sur, psicoanálisis en movimiento. Bs. As. Rep. Argentina.